Cofradía del Santo Cristo del Desenclavo

0

Ahora León / Noticias de León / Semana Santa de León / Imagen: S.Arén

Fundación: 1992.

Sede: Iglesia de Santa Marina la Real.

Paso Titular: Santo Cristo del Desenclavo.

EMBLEMA:

El emblema es un óvalo que rodea la corona real, con una cruz desnuda de la que cuelga un sudario, y tres clavos a los pies con disposición trebolada.

HÁBITO

La túnica es lisa, de sarga púrpura con bocamangas y capirote negro, del mismo tejido. El cíngulo, de color negro, tiene las caídas hacia el lado izquierdo. El emblema aparece en el centro del babero. El hábito se completa con la camisa blanca y guantes, pantalón, calcetines y zapatos negros.

HISTORIA

La Cofradía nace el 31 de julio de 1992, con el objetivo de ser una cofradía participativa, solidaria y democrática, así como para dar un papel a la mujer dentro de la Semana Santa, basada en un trato de igualdad y sin discriminación. Asimismo, buscan recuperar el sabor tradicional y antiguo de la tierra leonesa.

Pasos

El paso principal de la Cofradía es el Santo Cristo del Desenclavo, obra de Manuel López Becker en el año 2000. La imagen presenta un Cristo crucificado.

Son varios los pasos que completan el repertorio de la cofradía. La Piedad, realizada en los Talleres de Olot en el primer tercio del siglo XX, fue cedida por la Parroquia de San José de las Ventas, representando una imagen de la Virgen María con su hijo ya fallecido sobre su regazo.

En el año 1995 se presenta Santo Cristo de las Injurias, de Amancio González Andrés, en la que se ve a Cristo con la cruz a cuestas. En Nuestra Madre María Santísima del Desconsuelo, realizada por Jesús Azcoitia en 1998, se muestra una imagen de la Virgen María para vestir, siendo un paso portado por 90 braceras. Finalmente, María Santísima del Mayor Dolor en su Soledad, de Pablo Lanchares, representa una imagen de la Virgen María.

Actos durante la Semana Santa Leonesa

La participación de la Cofradía en la Semana Santa se inicia el Miércoles Santo, durante la Ronda Lírico Pasional “Luis Pastrana Giménez”. El Jueves Santo, participa en la Procesión de las Tinieblas y Santo Cristo de las Injurias, con casi tres horas de duración y acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía del Santo Cristo del Desenclavo. Esta procesión está precedida por un acto en la Iglesia de Santa Marina donde, el estruendo de matracas y carracas, representa la ruptura del cielo.

Finalmente, el Sábado Santo, se realiza la Procesión del Santo Cristo del Desenclavo, con casi cuatro horas de duración. Una figura de Cristo articulada es desenclavada frente a la Puerta del Perdón de San Isidoro, para posteriormente, mostrarse ante la Virgen, la cual hace una reverencia justo antes de que el Cristo sea colocado en un sepulcro y figurando ya como un yacente al que acompaña el cortejo fúnebre.