En la tradición holandesa San Nicolás llega en barco desde Madrid

El barco de San Nicolás llega desde Madrid a Holanda a través de los canales, cargado con regalos para los niños que han sido buenos y con la bandera española ondeando al viento.

0

Ahora León / San Nicolás en Holanda / Lorena Fernández

La tradición navideña Holandesa cuenta que un obispo en Turquía libera a los esclavos  y estos en agradecimiento deciden seguirlo haya donde vaya. Este obispo es destinado en Madrid. Una vez llegado a la capital este decide bautizarlos, poniéndoles a todos el nombre de Pedro.

A finales de noviembre San Nicolás sube en un barco de vapor acompañado de todos los “Pedros” y de su caballo blanco llamado Américo con destino a Holanda.

Os preguntareis como desde Madrid puede llegar en barco hasta los países bajos, Pues bien, en los países bajos de una punta a otra se puede cruzar en barco por sus numeroso canales, efectivamente ellos pensaban que el resto del mundo era igual, llegando a la conclusión que por el manzanares hacia arriba llegan rápidamente.

Una vez en tierras holandesas, San Nicolás visita todos los pueblos y ciudades abandonando este país el 5 de diciembre. Este día todos los campanarios del país repican alegremente, anunciando su llegada cargado de regalos.

 Los niños que tienen la suerte de escuchar estas campanas quiere decir que han sido niños buenos por lo tanto recibirán sus regalos.

 Los que no las escuchan ya es porque están muy lejos del país subidos en el barco de vapor de San Nicolás de regreso a España.

 Han sido niños malos y van a recibir un castigo, ¿Cuál? ¡Sorpresa¡ San Nicolás los deja en Valencia donde pasaran un año recogiendo naranjas hasta finales del próximo noviembre. Donde podrán volver a casa totalmente reformados y con muchas vitaminas en el cuerpo.

Esta es la tradición de la noche del 5 al 6 de enero, lo que en España es la Noche de Reyes en Holanda San Nicolás llega desde Madrid, como es difícil de creer acompañamos la historia con imágenes, como podéis comprobar el barco lleva bandera española.

Otra curiosidad es que nuestro “cuidado pórtate bien que viene el coco” en Holanda es…”pórtate bien que viene el Duque de Alba”, pero eso es otra historia que dejamos en manos de Lorena.