La Junta pone en marcha una batería de actuaciones con el fin de proteger la salud de la población

La Junta comienza la campaña de verano para salvaguardar la salud de la población.

0

Ahora León / Noticias de León / Imagen: S.Arén

El Servicio Territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León en León, ha puesto en marcha para este verano de 2018 una serie de actuaciones de control oficial con el objetivo de salvaguardar la salud de la población. Estas actuaciones, que se desarrollan a lo largo de todo el año, se centran en los ámbitos de la seguridad alimentaria, la sanidad ambiental y ordenación sanitaria.

A lo largo de 2017 se han realizado 23.936 controles en establecimientos alimentarios en el ámbito de la seguridad alimentaria, 6.147 realizados en sanidad ambiental y 1.568 en ordenación sanitaria.

Esta campaña está dirigida a controlar las actividades, realizadas en verano, que suponen un riesgo extra para la población en esta época del año, como por ejemplo los campamentos de verano y las actuaciones en piscinas al aire libre o en zonas de baño. En estas actividades se suelen intensificar los controles periódicos de la calidad de las aguas y los análisis de microrganismos patógenos en el agua.

Hasta la fecha se han autorizado este año 51 campamentos de verano, a los cuales asistirán 3.379 jóvenes. Los 51 campamentos reúnen los requisitos establecidos por la normativa vigente. En 2017 se llevaron a cabo 140 campamentos, a los que asistieron 8.472 personas.

Durante el verano, destacan las actuaciones en piscinas y zonas de baño. Durante 2017 se realizaron 558 visitas a piscinas al aire libre y 385 a piscinas cubiertas de la provincia, donde se controló la calidad de las aguas así como de las instalaciones, de las cuales 6 fueron enviadas a procedimiento sancionador. En cuanto a las zonas de baño, se encuentran inscritas en el censo de 2018 nueve zonas en toda la provincia de León con once puntos de muestreo, en donde se intensifican los controles microbiológicos de las aguas.

Desde el Servicio Territorial de Sanidad de la Junta en León se pone especial atención a los golpes de calor, que suponen una patología específica del verano. Deben tener especial precaución las personas mayores, las personas con discapacidad, los niños menores de 5 años, personas con enfermedades crónicas o aquellas que realicen trabajos físicos intensos o deportes. Se puede encontrar información al respecto en la página web de la Junta de Castilla y León.

También en esta época se incrementa el riesgo de las toxiinfecciones alimentarias. La higiene personal, la correcta preparación de los alimentos y una correcta conservación son las claves para evitar estas enfermedades, en especial la salmonelosis.

Dada la afluencia de peregrinos a la provincia durante los meses de verano, se intensifican las tareas de control en los albergues del Camino de Santiago y en sus distintos recorridos, teniendo como objetivo el asegurar que los establecimientos cumplan con la normativa vigente y no representen ningún riesgo para los peregrinos. Durante 2017 se hicieron 126 visitas de inspección a albergues.

Se recomienda desde el Servicio Territorial de Sanidad que se debe tener cuidado también con la exposición a vectores, es decir, mosquitos o garrapatas, ya que este año han aumentado notablemente su número. Además de otros insectos como chinches, pulgas o mordeduras de animales. El consejo desde Sanidad es vestir ropa adecuada, usar repelentes y, en el caso de las garrapatas, no arrancarlas y acudir al médico para su extracción.

En el centro de vacunación internacional de la provincia de León a lo largo de 2017 se vacunaron 1.832 viajeros, además el centro informa de las vacunas a recibir según el punto de destino de su viaje, así como las medidas profilácticas que deben adoptar y los tratamientos obligatorios.