Un paso por la integración con muy buen sabor de boca

0
121

Ahora León / Noticias de León / Integración

Un día diferente, divertido y que no olvidarán con facilidad. Un grupo de diez mujeres de etnia gitana, pertenecientes a la Fundación Hogar de la Esperanza, han disfrutado este lunes de una irrepetible jornada aprendiendo a cocinar en el Restaurante Paso Honroso de Hospital de Órbigo.

Así, estas mujeres han dejado su día a día en el CEAS de la Virgen del Camino para conocer de primera mano, cómo chefs profesionales cocinan creaciones gastronómicas de máximo nivel. Una experiencia que han calificado de “profundamente enriquecedora” para su vida cotidiana y en la que no han faltado ni los clásicos gorros de cocina.

Manos a la obra en Hospital de Órbigo

Después de un distendido viaje en autobús, el grupo ha llegado a Hospital de Órbigo donde han recibido una calurosa bienvenida de la mano de María Ángeles Luengo, presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de León y gerente del Paso Honroso. Una vez en el restaurante, las “nuevas cocineras” se han puesto delante de los fogones para aprender exquisitas recetas.

El menú elaborado ha constado de manos de cerdo, alubias con almejas, lasaña de verduras y unas dulces torrijas. Con él, estas mujeres han podido conocer algunos de los secretos que profesionales de la cocina utilizan a la hora de poner sobre la mesa estos elaborados platos.

Como no podía ser de otra manera, la aventura de estas diez mujeres terminó degustando sus propias creaciones culinarias junto a María Ángeles Luengo. De manera especial, las comensales destacaron la excelencia de la lasaña de verduras preparada por este grupo de chefs amateur.

Colaborando por la inclusión

La iniciativa ha surgido fruto de la colaboración entre la Fundación Hogar de la Esperanza, que busca de forma activar ayudar a la integración del colectivo gitano en la sociedad, y del programa de responsabilidad social empresarial de Paso Honroso. Este último ya ha cumplido un año, en el cual se ha afianzado el compromiso del restaurante con un medio ambiente sostenible, un consumo responsable y un apoyo a las actuaciones emprendidas desde el tercer sector.

Por su parte, Fundación Hogar de la Esperanza lleva varias décadas trabajando por la inclusión social de los hombres y las mujeres de etnia gitana en León. Las participantes en estas clases maestras de cocina pertenecen a un taller de protocolo y actividades sociales impartido por Belén Arén, coach de profesión.

Una experiencia única e inolvidable para este grupo de mujeres y amigas, que han hecho posible su sueño de trabajar en una cocina profesional, con los ingredientes, medios y utensilios de los grandes expertos de la gastronomía. “Esto es mejor que MasterChef”, aseguran las protagonistas que han podido comprobar de primera mano cómo es el trabajo diario en un restaurante.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here