Se espera un repunte del virus de la gripe en enero

En contra de lo que se piensa, la manera más fácil de contagiar la gripe no es por vía aérea, sino por el contacto mano a mano.

0

Ahora León / Noticias de León / Salud

La gripe si o si vuelve todos los años. Es una enfermedad causada por un virus, y por tanto contagiosa, que suele producirse en invierno y cuya sintomatología es mucho mas severa que la de un resfriado o catarro, afectando al tracto respiratorio y pudiendo originar otro tipo de afecciones más graves, como la neumonía, e incluso llegar a causar el fallecimiento del paciente.

Síntomas de la gripe

Los síntomas de la gripe son:

 Fiebre.

Dolores musculares.

Resfriado.

Tos.

Esta enfermedad solo dura entre 3 y 7 días pero algunas personas pueden tener complicaciones que requieren hospitalización por las complicaciones respiratorias o de otro tipo que se producen en enfermos crónicos (diabetes, bronquitis crónica, insuficiencia renal, etc). La gripe y sus complicaciones afectan a miles de personas todos los años en Europa con más o menos gravedad.

En contra de lo que se piensa, la manera más fácil de contagiar la gripe no es por vía aérea, sino por el contacto mano a mano. El problema es que hay grupos de riesgo frente a la gripe, como son las personas mayores, aquéllas que sufren enfermedades que debilitan el sistema inmunitario (infección por VIH, el personal sanitario, niños inmunodeprimidos, etc. De ello se desprende que cualquier situación que pueda debilitar el sistema inmune aumenta las posibilidades de contraer la gripe:

Estrés, sedentarismo, no descansar lo suficiente, alimentación inadecuada etc.

Como evitar el contagio:

  • Lavarse frecuentemente las manos, especialmente si se ha estado en contacto personas que tienen la gripe.
  • Evitar compartir vasos, platos, cubiertos o cualquier otro objeto utilizado por una persona que ha contraído la infección.
  • Protegerse bien del frío y evitar los grandes contrastes de temperatura.
  • Evitar lugares con ambientes muy cálidos, poco ventilados y grandes aglomeraciones de gente.
  • Evitar en lo posible ir a los hospitales en momentos de brotes epidémicos, ya que suele darse una afluencia masiva de pacientes con gripe.
  • Llevar una vida sana que permita mantener el sistema inmune a pleno rendimiento: ejercicio físico, descanso adecuado, dieta equilibrada, etc.

Información de la vacuna de la gripe

Los virus que causan la gripe mutan rápidamente y en el planeta coexisten diferentes clases en cualquier época del año. La vacuna de la gripe se rediseña cada año para proteger a la gente de las tres clases que se espera tengan más prevalencia ése año.

Los tipos de virus de la gripe se denominan A, B y C. El tipo A generalmente es responsable de grandes brotes de la enfermedad y es un virus que constantemente está mutando, desarrollando nuevas cepas y ocasionado nuevas epidemias cada cierto período de años. El tipo B ocasiona pequeños brotes y el tipo C generalmente causa una enfermedad leve.

Todos los virus de la vacuna están atenuados, así que no es posible contagiarse de gripe con la vacuna. La inmunidad que proporciona la vacuna decrece después de algunos meses, por ello se suministra a principios de la “estación de la gripe”, normalmente a finales de septiembre o principios de octubre en Europa.

Las personas que viajan a otros países deberían de saber que la gripe se da durante todo el año en los países tropicales y que la “estación de la gripe” en los países templados del hemisferio Sur es de abril a septiembre.

Programa de inmunización

La vacuna se pone intramuscular, generalmente en la zona del hombro, sobre un músculo que se llama Deltoides. La vacuna de la gripe está recomendada para población de alto riesgo:

Mayores de 65 años.

Adultos o niños con problemas pulmonares o cardiacos.

Residentes en asilos.

Residentes de cualquier institución que convivan con personas con problemas crónicos de salud.

Personas tratadas durante el año de fibrosis quística, problemas de riñón, anemia, asma severo, o enfermedades metabólicas crónicas (diabetes, etc.)

Personas inmunodeprimidas (pacientes tratados con quimioterapia y personas VIH positivas).

Niños y adolescentes tratados con aspirina durante un largo periodo.

La vacuna también se recomienda a colectivos que atienden a personas de alto riesgo:

Sanitarios de hospitales, clínicas o domiciliarios.

Personas que atienden las necesidades familiares de alto riesgo en sus casas.

Beneficios de la vacuna de la gripe

La mayoría de la gente adquiere protección contra la gripe aproximadamente 2 semanas después de recibir la inmunización. La inmunización de las personas de alto riesgo evita fallecimientos por gripe o sus complicaciones. La inmunización de aquellas personas que cuidan a los pacientes de alto riesgo disminuye la propagación de la gripe sobre éstos.

Riesgos de la vacuna de la gripe

La mayoría de la gente no presenta efectos secundarios tras la vacunación. A veces aparece un ligero dolor en el punto de la inyección o un poco de fiebre durante algunos días. Como en todos los casos de toma de medicamentos y administración de vacunas, hay una remota posibilidad de que aparezcan reacciones alérgicas o incluso muerte tras de recibir la vacuna.

Contraindicaciones de la vacuna de la gripe

Existe un grupo de personas que deben consultar a un médico antes de recibir la vacuna antigripal:

Personas con alergia al huevo.

Personas con fiebre o enfermedades que sean más importantes que un simple catarro.

Mujeres embarazadas o con un posible embarazo.

No debe administrarse a:

Personas que hayan tenido una reacción moderada o severa después de la administración de la vacuna.

Personas que hayan sufrido alguna vez parálisis debido al síndrome de Guillain-Barre.

Siempre se ha ser el medico de familia el que recomiende la vacunación contra gripe así como la ingesta de cualquier medicación.