50 millones de euros para culminar la integración del ferrocarril en San Andrés

Con esta alternativa, que implica cubrir las vías y eliminar el paso superior, se aceleran los plazos de ejecución ya que permite licitar este año la redacción del proyecto constructivo.

0

Ahora León / Noticias de León / Adif

El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Xavier Flores, ha presentado al Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo (León) la solución más sostenible y eficiente para la segunda fase de la integración del ferrocarril en el municipio, culminando la permeabilización del trazado de la línea León-Gijón.

La propuesta de integración del ferrocarril en superficie, cubriendo las vías del tren, permite generar nuevos espacios públicos y zonas verdes; tiene en cuenta la transformación urbana que representa el traslado de los talleres y acelera los plazos para su ejecución ya que se podrá licitar este año la redacción del proyecto constructivo. La actuación contempla un presupuesto de inversión estimado de 50 millones de euros (sin IVA).

La presentación ha contado con la presencia de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones; la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas; y la directora general de Planificación, Estrategia y Proyectos de Adif, Montserrat Rallo. Previamente, se ha realizado una visita por el ámbito de la integración.

Respuesta a las necesidades del municipio

La solución de la integración del ferrocarril en San Andrés de Rabanedo en superficie es la más sostenible y eficiente y responde a tres principios fundamentales: que el ferrocarril siga formando parte de la ciudad; que permanezca en el centro de San Andrés, integrándolo en el entorno, y que cubra las necesidades de ciudadanos y del sistema ferroviario.

Asimismo, la alternativa presentada -que se concretará en la redacción del proyecto constructivo- propone la construcción de un nuevo paso inferior mixto (peatones, coches y bicis) en el ámbito de la avenida Párroco Pablo Díez, dando continuidad en línea recta a este vial. Se trasladará así la pasarela metálica que pasa actualmente sobre la vía al Camino La Raya.

Los peatones contarán así con un espacio de 5 metros (m) de anchura, que incluye un carril bici, y el tráfico rodado dispondría de un carril de 3,5 m por sentido.

La actuación propuesta tiene en cuenta también las dificultades que plantea el soterramiento, bajo criterios técnicos, de seguridad y de explotación ferroviaria.

Entre otros aspectos, soterrar las vías requiere de una tramitación administrativa, que prolongaría el proyecto y la obra una década. Asimismo, representa ajustes del planeamiento urbanístico del municipio, así como una gran afectación en el entorno en la fase de ejecución de las obras, con cortes o desvíos de tráfico ferroviario y viario (peatones y vehículos).

Cubrimiento de vías con zonas verdes y paseos para peatones y bicis

La propuesta de integración contempla cubrir 400 metros de vías entre la Párroco Pablo Díez y la calle Voluntario Ángel Soto, desde el actual paso superior en curva, hasta superar la pasarela peatonal que conecta las calles Limonar de Cuba y Antonio Colinas.

La solución promoverá espacios públicos ajardinados, paseos peatonales y para ciclistas y zonas verdes para la cohesión y la permeabilidad transversal en el entorno.

Una de las actuaciones se desarrollará en el ámbito de la curva de Párroco Pablo Díez, donde se propone una separación de los itinerarios peatonales y bicicletas del edificio de viviendas adyacente. Crea, además, una barrera vegetal con la gran superficie comercial, situada en la parcela colindante; da continuidad a la actual senda ciclista preexistente y genera nuevos espacios públicos sobre el cajón ferroviario.

Otra de las actuaciones se realizará en el ámbito del parque Juan Pedro Aparicio, aportando continuidad y conectando con el actual parque. En el lado este parque se construirían taludes y se promoverían nuevos puntos de conexión peatonal y permeabilidad hacia el lado oeste. En el lado oeste, se ubicarían nuevas escaleras y muros vegetales hacia la calle Limonar de Cuba.

La propuesta incluye actuaciones en el tramo hasta la calle Voluntario Ángel Soto, donde se proponen nuevos itinerarios de permeabilidad peatonal, con la reposición de ascensores a ambos lados de la traza ferroviaria, la instalación de escaleras en el extremo norte, por cada lado, y la ejecución de rampas peatonales (una a cada lado de la actuación).

En la presentación, se ha hecho referencia también a una posible actuación en el área de los talleres de Renfe, independiente de la propuesta integración. Para ello, se continuaría trabajando con los agentes implicados en el traslado de los talleres ferroviarios y la transformación urbana de la zona.