El 52% de los españoles se sorprende al conocer el gasto mensual que realiza en suscripciones

El 28% de los consumidores españoles reconoce tener menos visibilidad de sus préstamos a corto plazo de la que tenía hace 12 meses.

0
Imagen: S.Arén

¡La economía digital ha traído numerosos beneficios para los consumidores, y uno de ellos es sin duda la posibilidad de acceder a múltiples aplicaciones y plataformas de ocio y entretenimiento, información, divulgación, etcétera, que ponen a nuestro alcance un sinfín de productos y servicios a tan solo un clic de distancia por una cuota mensual o anual. Sin embargo, también estaría incorporando nuevos desafíos a los hogares, especialmente con relación a la administración de sus finanzas personales y al control de sus gastos del día a día. Esta es una de las conclusiones que se recogen en la nueva edición del Informe Europeo de Pagos de Consumidores de Intrum, publicado esta semana en España, y que tiene como objetivo analizar la situación financiera de los ciudadanos en 20 países europeos. Así, del estudio se desprende que el 52% de los encuestados españoles afirma haberse sorprendido al ver el gasto en suscripciones mensuales que acumula sin darse cuenta. Un dato que, en Europa, baja hasta el 45%.

Esta cifra sitúa a España como el quinto país donde más ciudadanos se encuentran en esta situación, por debajo de Grecia (67%), Irlanda (62%), Finlandia (55%) y Reino Unido (53%). Por el contrario, Polonia (33%), Austria (31%) y Alemania (26%) son los territorios donde los encuestados tienen más control sobre sus suscripciones mensuales.

Así, uno de los principales retos que afrontan los consumidores ante la economía digital estaría relacionado con el seguimiento de sus gastos. En este sentido, el informe elaborado por Intrum también recoge que el 28% de las personas que han respondido a la encuesta en nuestro país reconoce tener menos visibilidad de sus préstamos a corto plazo (por ejemplo, tarjetas de crédito y préstamos instantáneos) de la que tenía hace 12 meses. En este caso, la media de respuesta europea se sitúa cinco puntos por debajo, en el 23%.

Apuesta por las condiciones de pago flexibles

La economía digital también ha traído nuevas formas de pago. Estos métodos, además, suelen ofrecer condiciones flexibles que, bien utilizadas, pueden ayudar a los consumidores a hacer frente a la presión económica actual. De hecho, el 36% de los ciudadanos en España aumentarán el uso de los métodos de pago aplazado (‘buy now, pay later’) como una medida de manejar el impacto de la inflación y los elevados tipos de interés. Asimismo, del estudio se desprende que el 60% de los encuestados españoles afirma ser más propenso a gastar dinero en empresas que ofrezcan condiciones de pago flexibles a la hora de realizar una compra, tales como pagos fraccionados, múltiples formas de pago o fechas de vencimiento flexibles.

¡Una cifra 13 puntos porcentuales por encima de la registrada de media en Europa (47%) y que posiciona a España como el segundo país donde un mayor número de ciudadanos comparten este sentimiento, solo por debajo de Grecia (70%). Por el contrario, Bélgica (38%), Alemania (38%) y los Países Bajos (36%) se sitúan al final de la tabla.

Esto es así a pesar de que el 38% de los consumidores admite que le resulta difícil hacer un seguimiento de sus compras con pago aplazado (‘buy now, pay later’), así como conocer a cuánto asciende la totalidad de estos pagos en un mes. Ante esta situación, se vuelve fundamental apostar por la educación financiera, que ofrece los conocimientos y herramientas necesarias para gestionar correctamente las finanzas personales y tomar decisiones adecuadas en materia económica.