Acuerdo histórico del G-7: las multinacionales pagarán un impuesto mínimo global del 15%

Ahora, el pacto logrado se debatirá y evaluará en la reunión de ministros de finanzas del G-20 junto con los gobernadores de bancos centrales,un encuentro que se celebrará el próximo mes de julio en Italia.

0
Ahora, el pacto logrado se debatirá y evaluará en la reunión de ministros de finanzas del G-20 junto con los gobernadores de bancos centrales,un encuentro que se celebrará el próximo mes de julio en Italia.

Ahora León / Noticias de León / G7

El G-7, conformado por Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Francia e Italia; ha acometido la mahyor revolución fiscal del siglo y se ha acordado un impuesto mínimo global del 15% para las empresas multinacionales.

Los analistas expertos consideran este nuevo acuerdo un hito sin precedentes que supondrá un cambio de paradigma, pues con esta nueva tasa mundial se acaba con la competencia entre países por temas fiscales y se aboga así por un clima de mayor cooperación. Un tema que se llevaba años persiguiendo pero que la administración Trump había frenado, pero con el nuevo presidente, Joe Biden, se ha logrado impulsar definitivamente.

Se abre la puerta a aumentar la presión fiscal más allá del 15%
En el comunicado enviado, el G-7 ha establecido que la presión fiscal mínima que las empresas deberán asumir “es de al menos el 15%”. La cantidad final ha sido uno de los puntos de discusión, pues había naciones, como Estados Unidos, que deseaban imponer una carga impositiva mayor, cercana al 21%, pero finalmente se ha quedado por debajo.

La redacción del acuerdo contempla esa cantidad “mínima”, pero no fija ningún techo, por lo que la vía de que los países que lo deseen impongan un impuesto mayor, está activa.

Por otro lado, el pacto alcanzado obliga a que las empresas que superen unos márgenes de más del 10% de beneficio, deberán otorgar el 20% de sus beneficios al servicio de esta nueva fiscalidad. Una normativa inédita a nivel mundial para armonizar el sistema fiscal y evitar así que las empresas con más beneficios elijan países con una presión fiscal menor para eludir impuestos.

Ahora, el pacto logrado se debatirá y evaluará en la reunión de ministros de finanzas del G-20 junto con los gobernadores de bancos centrales,un encuentro que se celebrará el próximo mes de julio en Italia.