Alemania legaliza el autoconsumo de cannabis: 50 gramos en espacios privados y 25 g. en público

La Cámara Baja del Parlamento alemán (Bundestag) ha aprobado este viernes la legalización de la posesión y consumo de hasta 50 gramos de cannabis sujeta a una serie de restricciones.

0

A partir de abril, cuando entrará en vigor, los mayores de 18 años podrán cultivar en casa un máximo de 3 plantas de cannabis para autoconsumo, sumándose así al reducido grupo de países en los que es legal esta sustancia.

El proyecto de ley fue propuesto por el ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, en abril del año pasado, no sin despertar polémica y ha sido aprobado finalmente en una versión sujeta a grandes modificaciones. Ha contado con los votos a favor de los diputados de la coalición de Gobierno de socialdemócratas, verdes y liberales, así como de la izquierda.

Mientras que la oposición cristianodemócrata y los ultraderechistas de Alternativa por Alemania (AfD) han votado en contra.

«Durante muchos años estuve en contra de la legalización, pero es la ciencia la que dice ahora que hay que seguir este camino», ha dicho en su intervención el socialdemócrata Lauterbach.

El ministro ha apostado por evitar el «punitivismo y la tabuización» y por no «criminalizar a los jóvenes a los que hemos destruido la vida porque no los hemos protegido del mercado negro».

El ministro de Sanidad ha defendido la ley asegurando que legaliza el autoconsumo, con lo que se crea una «alternativa» al mercado negro, al tiempo que incrementa las penas para los traficantes que venden cannabis a menores.

Lauterbach ha destacado que la norma prevé campañas para concienciar a los adolescentes del los riesgos que conlleva el consumo en edades en las que el cerebro todavía está en desarrollo.

«Tenemos 2 objetivos: acabar con el mercado negro y mejorar la protección de niños y jóvenes», ha dicho Lauterbach, al inicio de un agitado debate en la Cámara.

La oposición conservadora ha defendido que la medida tendrá un efecto contrario al deseado y servirá para alienar todavía más a unos ciudadanos que piensan que la coalición sólo se centra en cuestiones de «identidad» y evita los temas importantes.

«Usted sostiene en serio como ministro responsable de la salud de los niños y los jóvenes que con la legalización vamos a reducir el consumo entre niños y adolescentes. Es la mayor tontería que he oído nunca», ha dicho el diputado democristiano Tino Sorge.

Una vez entre en vigor la norma, los mayores de 18 años podrán cultivar hasta 3 plantas de cannabis para autoconsumo o tener en posesión 50 gramos de flores secas en espacios privados y un máximo de 25 en espacios públicos.

Sin embargo, el consumo en público estará restringido: seguirá siendo ilegal en las inmediaciones de centros educativos e instalaciones deportivas, y no se podrá consumir en zonas peatonales hasta pasadas las 7 de la tarde.

Además, a partir del mes de julio será legal la creación de clubs de hasta 500 miembros que podrán cultivar el cannabis de forma colectiva y no comercial e intercambiarlo para el consumo privado.

Las sentencias por posesión o autocultivo por cantidades de hasta 25 gramos serán eliminadas de los antecedentes penales de los condenados de forma reatroactiva.

Pasados un máximo de 18 meses tras la entrada en vigor de la norma, esta se someterá a una evaluación para determinar qué efectos tiene para la salud de niños y adolescentes.