“Alerta cagona” en las piscinas de Valencia del Cid

A la prohibición temporal de baño en diez playas de la Comunidad Valenciana por la presencia de bacterias fecales se suma ahora el reto viral de aliviarse en las piscinas municipales

0
No pooping sign isolated white. Symbol forbidden, pooping stop, vector illustration

Ahora León / Noticias de León / Verano

El verano pasado estuvo protagonizado por la inusual presencia de medusas en el Mediterráneo -incluso llegó a tener su cuota una colonia de organismos que se hace pasar por medusa pero que no lo es, la temida carabela portuguesa (Physalia physalis), con sus numerosos filamentos llenos de poderosas células urticantes-, y la proliferación de algas..

Ahora, en las aguas de las piscinas municipales acecha otro monstruo marino, producto de la digestión humana. La aparición de excrementos en las piscinas de Catarroja y Massanassa ha forzado a que algunos bañistas acaben por no tocar el agua, como no sea la del hielo de un gintónic, y a los Ayuntamientos a adoptar medidas para que se retome el uso convencional de las piscinas, antes de haberse convertido en cagaderos superpoblados.

Ya a principios de este julio, las corrientes de las fuertes tormentas arrastraron bacterias fecales a través de las acequias entre Valencia y Sagunto hasta el mar. Consecuencia: hubo que prohibir el baño de manera temporal por la presencia la bacteria Escherichia coli (E. Coli) hasta en diez playas de la Comunidad Valenciana, ahora llega a las piscinas, pero aquí com premeditación y alevosía.

Es un grave problema para la salud de los bañistas, hay que cerrar la piscina para hacer una limpieza en profundidad y lo más preocupante es que puede causar enfermedades en las personas que se están bañando en las piscinas.

Sea como sea, es un gran problema del que no se sabe el motivo. ¿Es una broma? ¿Es un reto viral?. De momento esperamos que solo sea eso, una broma  de muy mal gusto,  se acabe cuanto antes y en León nos dejen acabar el verano sin cabezas pensantes en copiar la idea.