Alex Costoya: “Ojalá León siga creciendo y sigamos creciendo juntos”

0

Noticias de León / Ahora León / Texto: P. Blanco / Imagen: S. Arén / Alex Costoya

El jugador del Abanca Ademar, Alex Costoya, ha sido uno de los pilares sobre los que se ha sustentado el equipo leonés durante la presente temporada en la que solamente han perdido cuatro partidos, dos de ellos contra el todopoderoso Barcelona por un solo gol de diferencia.

El lateral izquierdo ha conseguido, según afirma gracias al equipo de León, ser uno de los integrantes de la Selección de Balonmano Española y con tan solo 24 años el asturiano con sueños leoneses tiene por delante un futuro brillante.

¿Quién te hizo iniciarte en el mundo del balonmano?

Como todos los niños en un principio queremos jugar a fútbol pero mi padre me dijo un día que a lo mejor mis cualidades encajaban mejor en otro deporte. Por eso probé varios deportes primero. Empecé con el fútbol, lo compaginaba jugando al tenis, natación… pero al final me decante por el balonmano, dejando de lado el tenis ya que no había un grupo de niños con los que te divertías viajando y haciendo cosas juntos.

¿A qué edad empezaste con el balonmano?

A los 8 años. Después a los 12 dejé el tenis y me dediqué más específicamente a ello.

¿Pensabas que en tu primer año en el Ademar conseguirías el segundo puesto?

La verdad es que no. Cuando me hicieron la oferta estando en Anaitasuna sabía que el proyecto era ambicioso para estar entre los equipos de arriba pero en ningún momento pensamos quedar segundos. Yo vine sabiendo que eso era muy difícil. Además muchos jugadores asturianos soñamos con venir a jugar a León.

¿Es Guijosa un entrenador diferente a lo que te has ido encontrando en los banquillos?

Si, bueno, al fin y al cabo estamos hablando de un entrenador que fue el mejor jugador del mundo. Muchas cosas vienen ya determinadas por eso. Sabía que iba a aprender un montón y que iba a seguir mejorando que era una de mis prioridades.

En Anaitasuna tuve dos entrenadores muy buenos también como Juanto e Iñaki Aniz. Gracias a dios tuve suerte en este caso y tanto en Anaita como aquí he estado con 3 entrenadores muy buenos.

¿Cuál es el compañero con el que más feeling tienes extradeportivamente?

La verdad que con Diego Piñeiro. Nos juntamos mucho y la verdad que casi hago vida con él a diario. Ahora con los estudios le veo menos pero es un gran apoyo junto con el resto que nos llevamos todos muy bien.

¿Qué hace Costoya cuando no está entrenando?

Suelo levantarme temprano y aprovechar la mañana para estudiar 4 o 5 horas. Luego solemos quedar para tomar algo los compañeros. También me gusta mucho jugar a la Play ya que soy bastante fan de los juegos de deportes.

¿Qué destacas de la ciudad después de haber pasado casi un año en ella?

Sobre todo la cercanía con mi casa. Después el clima me gusta mucho. La gente y la ciudad me han acogido muy bien y la verdad que estoy muy a gusto aquí por todo ellos además que es una ciudad en la que se respira balonmano.

¿Qué destacas de esta temporada en lo deportivo?

Ninguno de nosotros hubiera pensado en esta temporada llegar a este nivel competitivo, a este nivel de puntos que tenemos. Perdimos 4 partidos y dos de ellos contra el Barcelona y los dos de tan solo 1 gol. La verdad que es una temporada increíble y va a ser muy difícil repetirla. El año que viene jugaremos en Europa, ojalá que sea la Champions, pero va a ser muy complicado repetir. Ojalá sigamos mejorando como equipo y algún día podamos meterle mano al Barsa.

¿Ha habido algún momento negativo este año tan positivo?

Siempre hay situaciones malas al fin y al cabo. Cuando perdemos en Anaita o empatamos en Sagunto. Fueron varios partidos en los que no jugamos bien y surgieron dudas. También en lo individual hay momentos en los que te encuentras mejor pero al fin y al cabo es deporte y no siempre vas a estar al 100%. Lo bueno de las rachas negativas es que aprendes mucho.

¿Piensas que el Ademar te ha ayudado a formar parte de esta selección?

Es obvio que si. Además, la selección yo creo que viene acompañada a parte de la progresión individual que he tenido este año, del resultado colectivo. Si en vez de estar segundos y hubiéramos tenido una campaña un poco más complicada a lo mejor no estaría ahí. Yo creo que León me ha ayudado mucho a entrar en la selección. Somos un equipo muy competitivo dejando al Naturhouse a 9 puntos y la pena fue el partido contra el Kolding.

¿Crees que le hace falta una renovación a la Selección Española?

Estamos en una época en la que cada vez aparecen jugadores más jóvenes y no toda la gente va a jugar hasta los 40 años. Ojalá Jordi siga confiando en mí para encuentros cercanos y la verdad que yo personalmente estoy muy contento de haber llegado a la selección. Estar en la absoluta es un sueño cumplido.

¿Es con lo que siempre has soñado de pequeño?

Es un sueño cumplido aunque yo nunca tuve eso como un objetivo cuando era pequeño. Siempre me enseñaron a ser un chico humilde. Mis padres siempre me decían que me divirtiese con esto y hoy por hoy lo sigo haciendo. Yo no busco meter todos los goles posibles o ser egoísta para conseguir hitos personales. Yo intento divertirme y ayudar al equipo.

¿Crees que el nivel de la Liga Asobal es inferior a la de otros países?

Los equipos vemos que son más potentes tanto en Francia como en la liga Alemana porque salvo el Barsa son los equipos que dominan en Europa. De todos modos vimos como el año pasado el Granollers llegó a la Final Four y este año como el Anaitasuna ha competido muy bien llegando a cuartos. Creo que tenemos un nivel de liga muy alto pero quizás no llegamos al nivel de Francia o Alemania. Es una liga más táctica y con calidad técnica muy alejada de la Asobal de hace 5 años.

¿Te gustaría probar algún equipo extranjero?

Sería una bonita experiencia tanto deportiva como personal. Jugar fuera, aprender otro idioma… pero de momento estoy muy a gusto aquí, me queda un año más de contrato y después ya veremos, nunca se sabe. Ojala León siga creciendo, sigamos creciendo todos juntos.

¿Qué opinas de la afición leonesa?

Aquí en León viene mucha más gente. Se vive mucho más el balonmano y para mí antes venir aquí ya era una de las mejores aficiones de España, pero hoy en día es la mejor. En un partido que no te juegas nada contra el Cangas hay una gran entrada espectacular. Nos hace un poco ser la envidia del balonmano y que nos sintamos orgullosos de la afición y de que el pabellón casi se llene siempre para vernos jugar.