El cambio de hora llegó esta madrugada

Las consecuencias, como es sabido, es que las tardes se harán menos conciliables ya que anochecerá una hora antes, ya que si ahora se hace de noche sobre las 8 de la tarde.

0

Ahora León / Sociedad

Aunque hace unos meses celebramos que la Comisión Europea acordará acabar con los molestos y controvertidos cambios de hora de verano e invierno, adelantando o retrasando los relojes en función de las horas solares, todavía este mes de octubre sufriremos otro ajuste más.

El fin del cambio de hora se anuncio a bombo y platillo pero los trámites serán lentos, lamentablemente, y Bruselas puede que no lo pueda retirar hasta 2019. Así las cosas, habrá otro cambio de hora más para llegar al horario de invierno el 28 de octubre. En concreto, los relojes se retrasaron una hora la madrugada del sábado 27 al domingo 28 a las 3:00 horaspasando a ser las 2:00. Se durmió una hora más.

Las consecuencias, como es sabido, es que las tardes se harán menos conciliables ya que anochecerá una hora antes, ya que si ahora se hace de noche sobre las 8 de la tarde, al retrasarse una hora, el anochecer será a las 7 de la tarde. Además, los días se van acortando por el periodo en que estamos y podremos ver cómo se acaban los días sobre las 17:00 horas, 5 de la tarde.

El presidente de la Comisión Europea, Juncker, ya dijo que no estaba a favor de continuar con estos cambios de hora y que no se impondrían, de forma que cada país miembro de la UE podrá elegir si los aplica o no de manera nacional. Si su propuesta prospera en el Parlamento Europeo, podría llegar la medida de derogación de los cambios de horario para antes del siguiente cambio, en abril de 2019, donde comienza el horario de verano. En cualquier caso, se espera que esté totalmente listo para evitar el cambio de horario de invierno de 2019, en el próximo octubre.

España es uno de los países más perjudicados por este cambio horario al pertenecer a otra zona de hora solar o huso horario. Aunque la España franquista eligió el horario continental para igualar la hora de Alemania y Francia, nuestra situación geográfica es la propia de países como Reino Unido o Portugal, que tienen una hora menos, como nuestras Islas Canarias.