Cáritas León celebra el décimo aniversario de su economato apoyando a más de 1800 familias

El proyecto ha transformado en diez años la ayuda de asistencia alimentaria en una experiencia personalizada y respetuosa con las personas más necesitadas.

0
Ahora León, Noticias de León, Tercer Sector

Con gran satisfacción, Cáritas Diocesana de León celebra el décimo aniversario de su economato, un proyecto que ha revolucionado la ayuda alimentaria, ofreciendo una experiencia personalizada y respetuosa a 1843 familias en situación de vulnerabilidad, permitiéndoles acceder de manera autónoma a alimentos y productos de primera necesidad.

Desde su inicio el 19 de junio de 2014, el economato ha encarnado la visión de Cáritas hacia la caridad y el apoyo comunitario. “Al redefinir la ayuda convencional en una experiencia más personalizada. Se ha empoderado a las familias para que seleccionen sus propios alimentos, satisfaciendo necesidades dietéticas específicas y respetando la diversidad cultural”, ha señalado Aurora Baza, directora de Cáritas Diocesana de León.

El proyecto surgió como solución a la demanda de una nutrición más saludable y balanceada, superando los retos asociados al almacenaje y distribución de productos frescos. Gracias al esfuerzo de “voluntarios entregados” y la colaboración de parroquias locales, el economato ha evolucionado desde sus modestos inicios, atendiendo inicialmente a familias provenientes de cuatro parroquias, hasta llegar a ocho, además de las familias referidas directamente por Cáritas Diocesana de León.

Los beneficiarios aportan el 25 % del valor real de los productos, lo que les da un sentido de participación activa en el proceso. Este modelo ha motivado a las familias a tomar un rol activo en su bienestar. Entre los artículos más vendidos se encuentran la leche, los huevos, el aceite y los productos de higiene.

En el economato, financiado en su totalidad por la Fundación Cepa, además de proporcionar ayuda alimentaria, se ha promovido activamente la inserción sociolaboral de las familias beneficiarias. Cada familia se compromete a buscar empleo y a participar en programas de formación según sus necesidades personales y familiares. Este enfoque personalizado ha resultado en un alto índice de inserción laboral, con más de la mitad de las familias que dejan de necesitar la ayuda anualmente debido a mejoras significativas en su situación económica y de empleabilidad.

En el contexto de esta celebración, desde Cáritas se destacan no solo los logros alcanzados, como haber beneficiado a 6.816 personas durante una década, sino también las historias personales que han dado vida a este proyecto. El economato ha sido un lugar de encuentro, solidaridad y superación, donde cada familia ha dejado una huella.

Laura Sánchez Arias, técnica de Cáritas Diocesana de León y responsable de la coordinación del economato, comparte anécdotas emotivas: «Hemos visto familias que, al mejorar su situación, han querido mostrar su agradecimiento con nosotros, a veces con pequeños detalles para celebrar su progreso. Durante la pandemia, cuando el economato tuvo que cerrar temporalmente, nuestros voluntarios no dudaron en continuar apoyando a las familias.»

El economato ha sabido adaptarse a las cambiantes necesidades de las familias, ofreciendo flexibilidad en los horarios de apertura y expandiendo su alcance. En la actualidad, se atiende a 115 familias, permitiéndoles realizar sus compras de un total de 220 productos de alimentación e higiene, los martes y los viernes, de acuerdo a sus necesidades, ya sea mensualmente o con mayor frecuencia.

«El lazo entre las familias y los voluntarios es muy fuerte. Siempre hemos priorizado la acogida y el acompañamiento de las familias, asistiéndoles en la integración y en el conocimiento de nuevos productos y recetas. Juntos hemos aprendido, generando un intercambio cultural que nos enriquece mutuamente», ha añadido Laura Sánchez.

Mirando hacia el futuro, Cáritas Diocesana de León se concentra en la dignificación de la ayuda, con la intención de implementar tarjetas que brinden una libertad de elección total y reduzcan el estigma asociado a la asistencia social.