El Colegio Oficial de Veterinarios de León acusa a la Junta de acoso continuado

"Desde el Consejo de Colegios Profesionales Veterinarios de Castilla y León, reivindicamos el reconocimiento pleno del carácter sanitario de nuestra Profesión".

0

Ahora León / Comunicado Colegio Veterinarios de León

En este Ilustre Colegio siempre hemos tenido claro que la Veterinaria es una profesión sanitaria. Las Cortes españolas también lo han tenido claro y así lo reflejan en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias.

No entendemos el acoso continuado de la Junta de Castilla y León a nuestra Profesión, no aceptando este hecho e intentando sacar a su colectivo de trabajadores veterinarios de la Administración Sanitaria, lugar donde legalmente les corresponde estar.

La Veterinaria es una profesión que lleva más de cien años ejerciendo funciones de prevención en Salud Pública, desde las Administraciones y desde el sector privado. Desde los primeros inspectores veterinarios nombrados por el Ayuntamiento de Madrid, cuyo ejemplo fue seguido por otros municipios y refrendó el gobierno decretando en 1859 la inspección obligatoria de las carnes en todos los mataderos a cargo de los Veterinarios, seguido por el Decreto de 1867 que regula la inspección de la leche, hasta nuestros días, donde somos responsables del control de toda la cadena de producción, desde el lugar donde se originan los alimentos hasta la mesa del consumidor, hemos luchado por la Salud Pública, evitando toxiinfecciones alimentarias y enfermedades transmitidas por los alimentos (Zoonosis), de los animales a las personas.

Es esta una labor ejercida por todo el colectivo veterinario, tanto los del sector público como desde el privado, desde el campo o desde las clínicas y despachos.

Un colectivo que trabaja también por la conservación del medio ambiente donde todos convivimos, evitando su contaminación con residuos de las explotaciones ganaderas, con el control de animales muertos y con el control de los medicamentos, sus residuos y uso correcto, e intentando, aunque de momento con poco éxito, colaborar directamente en el control de las enfermedades de los animales silvestres y sus contagios cruzados con los animales domésticos y directa o indirectamente con las personas, ya que somos conscientes como Profesión que el medio ambiente, los animales y las personas forman un todo único y que cualquier alteración de una parte va a afectar siempre a todo el conjunto.

Por todo ello, desde este Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de León, sede también del Consejo de Colegios Profesionales Veterinarios de Castilla y León, reivindicamos el reconocimiento pleno del carácter sanitario de nuestra Profesión, tanto de la ejercida en el sector público como desde el privado, ya que desde todos ellos se vela por la Salud Pública en su conjunto.