Diego Bardanca Flórez: “El fútbol por desgracia cada vez está más prostituido”

0

Noticias de León / Ahora León / Texto: P. Blanco / Diego Bardanca 

El joven leonés de 24 años de edad Diego Bardanca, es una de las pequeñas joyas que para cumplir uno de sus sueños han tenido que emigrar lejos de su ciudad. Hoy en día es uno de los jugadores militantes en la primera división de fútbol finlandesa, concretamente en el SJK Seinäjoki.

Bardanca, como es conocido en León, ha cumplido uno de sus sueños gracias al trabajo duro y al clásico “pico y pala” que hasta ahora le ha llevado a esta liga de primer nivel, tras pertenecer a 7 equipos diferentes dentro del territorio nacional.

Esperemos que algún día pueda volver a su casa para representar a su ciudad como jugador de fútbol, quizás quien lo sabe, en la primera división también.

¿Cuándo empezó tu amor por el fútbol?

No lo recuerdo bien, pero puedo decir que fue amor a primera vista, mis primeros recuerdos son chutando un balón de fútbol.

¿A pesar de ser tan joven como has logrado pasar por tantos clubes de fútbol?

Es cierto ,es mi 10º temporada fuera de casa y cuento con 24 años, no sé si haber jugado en tantos clubes es un buen síntoma  por los constantes cambios, pero la realidad es que me he sentido y siento un privilegiado. He tenido el placer de jugar en 4 canteras de primer nivel en nuestro país, en equipos con mucho prestigio a nivel de masa social e historia y ahora me encuentro cumpliendo otro sueño, jugar en primera división, ser profesional de aquello que cuando era un niño era y sigue siendo mi pasión.

No tengo una explicación nítida para ello, mi denominador común siempre ha sido el trabajo y aun así eso no te garantiza nada de ahí el famoso “pico y pala”, siempre he sido muy autocritico conmigo y he tenido un hambre feroz tanto por aprender como por superarme cada día. Si luchas puedes perder, si no lo haces estas perdido.

¿Siempre has jugado de defensa?

No, cuando empecé en benjamines, en el San Lorezo, jugaba de extremo izquierdo, era el único zurdo del equipo, en alevín, en el Puente Castro pase a jugar de mediocentro que es una posición que me encanta y fue en el deportivo en mi última temporada cuando pase a jugar de defensa central  hasta ahora.

¿Te hubiera gustado jugar en otra posición?

Me encanta la posición de mediocentro, siempre he tenido predilección por los que construyen, los que oxigenan, los que llevan la batuta. Ahora juego menos en esa posición pero siempre que lo hago disfruto mucho.

¿Cómo has acabado tan lejos de León?

Con 14 años me surgió la posibilidad de jugar en el Deportivo De la Coruña y desde entonces he continuado mi travesía por diferentes clubes, siempre he peleado con intentar cumplir mi sueño que no es jugar ni en el Barcelona ni el Madrid, si no ser profesional de mi profesión, de mi pasión. Y Aquí en Finlandia lo soy, el nivel de profesionalismo es muy alto en el SJK.

¿Qué es lo más difícil a la hora de adaptarse a uno de estos países?

Hay que camaleonizarse, uno no puede pretender ir a un país nuevo y obrar de la misma forma que hace en su país de origen. Desde el primer día hay que cambiar la mentalidad por ejemplo en los horarios, sobre todo a la hora de comer. Uno en España no se imagina comer a las 11.30 o 12.00 y cenar a las 18.30-19.00 horas y aquí es algo cotidiano. Quizás este tema sea el que más cuesta digerir pero con el tiempo uno se acostumbra.

¿Se juega de la misma manera fuera y dentro de España?

El fútbol español tiene un componente inequívoco, para mi es el mejor futbol en cuanto a conceptos, a comprensión del juego, a nivel cualitativo los futbolistas son extraordinarios  y posees a los 2 mejores equipos del mundo. Lo cierto que la propuesta de muchos  equipos finlandeses me ha sorprendido para bien, intentan salir jugando desde atrás, buscan asociarse, utilizan más el juego directo como recurso y no como norma.

Yo me esperaba lo opuesto, un juego mucho más vikingo. Aun así creo que es una liga de bastante ida y vuelta, mucho contraataque. En España gobierna más el control del juego, los partidos no son tan alocados en ciertos casos. Una gran diferencia que he visto es en torno a los arbitrajes, que aquí son mucho más permisivos y los árbitros dialogan más con el jugador.

Evidentemente hay que ser muy bueno jugando a fútbol para llegar a primera división pero, ¿Hay más cosas detrás, es necesario tener contactos?

Hay una mezcolanza de factores determinantes, como por ejemplo caer en el lugar indicado a la hora idónea. El fútbol por desgracia cada vez está más prostituido, los contactos también son de vital importancia en este mundo.

¿Qué piensas cuando dicen que el dinero se sobrepone a los colores de un club cuando un jugador es fichado?

Respeto ambas posturas porque he vivenciado ambos bandos. Que a nadie se le olvide que el futbolista es una persona, un trabajador, que su carrera deportiva es muy fugaz, y necesita obtener el mayor rendimiento económico en el menor tiempo posible. Esto en muchos casos el aficionado tiende a soslayarlo, no lo tiene en cuenta por que el ama su club, vela emocionalmente por la entidad y siempre va a querer lo mejor para los suyos. Empatizo con ambos bandos, cada uno tiende a “barrer para casa“.

¿Tienes deseos de volver a España?

La realidad que llevo aquí 3 meses y estoy disfrutando mucho de esta experiencia, tenía muchas ganas de empaparme de otra cultura, otro idioma, otra forma de entender el fútbol  y aquí he encontrado aquello que buscaba. Es cierto que uno siempre echa de menos a la familia, pero a nivel deportivo salvo sorpresa no entra en mi planes volver a España próximamente

¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra?

Sin duda mi familia.

Diego Bardanca siendo consagrado como MVP en uno de los partidos en la Liga Finlandesa.

¿Qué cualidades de las que posees crees que te hacen bueno en tu posición?

Nunca me ha gustado autodefinirme, un día leí que definirse es limitarse y desde entonces lo llevo muy arraigado. Si tuviera que decir algo quizás sería que mi mayor virtud  radica en lo mental.

¿Tienes algún equipo predilecto en el que te gustaría jugar algún día?

Lo cierto que son muchos años lejos del hogar, uno sabe que ser profeta en su tierra es casi utópico, pero un día me gustaría representar al equipo de mi ciudad. Inculcar ese sentimiento de pertenencia que cada vez se está perdiendo más en los clubes. Sé que ese momento aún no ha llegado y no sé si algún día lo hará, no me angustio por ello intento disfrutar el camino como lo estoy haciendo.

Seguirás un poco a la Cultural y Deportiva Leonesa. ¿Crees que llegarán a ascender a Segunda División?

Leo todos los días la prensa deportiva leonesa e Intento ver siempre  los partidos de la Cultural, cuando no es así observo los resúmenes. Vi el partido contra el Barcelona B y lo cierto que el resultado de ida invita al optimismo para mí ahora mismo tienen un 75% de posibilidades de conseguir el ascenso. Sería algo grandioso para el club y para la ciudad.