La dieta mediterránea ayuda a transportar el colesterol bueno

0

Noticias de León / Ahora León / Texto: SINC / Dieta mediterránea 

Un estudio español publicado en la revista Circulation concluye que seguir una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen mejora las funciones de las lipoproteínas de alta densidad (HDLs). Es decir, que ayuda a que las partículas que transportan el llamado colesterol bueno funcionen mejor.

Han sido expertos del Centro de Investigación Biomédica en Red‐Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) los encargados de demostrar, por primera vez, el potencial terapéutico de este patrón alimentario tradicional sobre las funciones cardioprotectoras de este tipo de colesterol.

La principal función de las HDLs es encargarse de retirar el exceso de colesterol de las arterias y transportarlo hacia el hígado para su excreción. Este podría ser uno de los motivos por los que seguir esta dieta previene el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Hasta ahora, los beneficios sobre la función del colesterol bueno solo habían sido demostrados en algunos ensayos clínicos con medicamentos o intervenciones basadas en aumentar el consumo de alimentos aislados, pero no se había estudiado nunca qué pasaba si se modificaba la dieta por completo.

“Comparamos dos tipos de dieta mediterránea, una rica en aceite de oliva y la otra rica en frutos secos, respecto a una dieta baja en grasas y vimos que la adherencia a una dieta mediterránea tradicional, especialmente cuando era rica en aceite de oliva, estaba asociada a la mejora de las funciones del HDL” explica Montse Fitó, investigadora del CIBEROBN y coordinadora de este estudio.

Recientemente numerosos investigadores apuntan a que las funciones biológicas de las HDLs son las que contribuirían a explicar su papel cardioprotector y no tanto los niveles de colesterol bueno que se tengan. Esta hipótesis explicaría por qué las personas que desarrollan enfermedades cardiovasculares tienen unas HDLs que funcionan peor. Así, inducir una mejora de la función de las HDLs podría ser una vía para disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.