¿Están seguros los 700 empleados laborales del Ayuntamiento de León?

0

Ahora León / Noticias de León / Empleo 

Antonio Silván, portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de León, ha denunciado la caótica política de Personal del Ayuntamiento de León desde la toma de posesión de José Antonio Díez como alcalde el pasado 5 de julio.

Y es que esta semana se han cumplido ocho meses desde que la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento de León aprobó por unanimidad (con la abstención del PSOE) el proceso de estabilización del empleo temporal del Consistorio, que afecta a casi la mitad de la plantilla y que supone la puesta en marcha de 150 procesos distintos para garantizar el futuro laboral de estos trabajadores antes de los ejercicios 2021-2022.

Eran otros tiempos para los trabajadores municipales, ya que durante el equipo de Gobierno popular se lograron hasta una veintena de importantes acuerdos, entre los que destaca uno de ellos. Fue el 27 de enero de 2017 cuando el Pleno municipal, presidido por el entonces alcalde, Antonio Silván, aprobaba por unanimidad de todos los grupos políticos la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) municipal. Un día histórico, tras meses de trabajo, que sentaba las bases del organigrama municipal para mejorar las condiciones laborales y la formación del personal funcionario y laboral. Fueron necesarios 32 años y 8 equipos de gobierno para lograr este acuerdo imprescindible.

Pero la labor ingente de Personal en el anterior mandato sufrió un inesperado frenazo el pasado mes de julio con la llegada del equipo de Díez. “Más de seis meses de parón y el consiguiente malestar de la plantilla, como han trasladado a este Grupo Municipal”, asegura Silván.

El principal damnificado es el proceso de estabilización de 700 trabajadores. El 15 de mayo pasado se reunía la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento de León (integrada por los sindicatos Asial, UGT, Comisiones Obreras y Csif; y la representación política del Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos) dando su aprobación prácticamente unánime, la abstención socialista explica la actual situación. Aquel día se aprobaba el proceso de estabilización del empleo temporal del Consistorio, que afecta a casi la mitad de la plantilla y que suponía la puesta en marcha de 150 procesos distintos para garantizar el futuro laboral de estos trabajadores antes de los ejercicios 2021-2022. Ocho meses después de aquel día, el proceso está en el mismo punto que entonces.

Cuatro años de mejoras laborales…

Antonio Silván ha recordado que durante los cuatro años de gobierno popular, “hicimos una apuesta decidida en materia de recursos humanos, procurando actualizar y adecuar el Ayuntamiento a lo que determina la legislación actual, como cualquier otra administración pública del siglo XXI que persigue ser una organización moderna, ágil, cercana y accesible para todos los leoneses. Por eso el primer paso no podía ser otro que la elaboración, negociación y aprobación de una Relación de Puestos de Trabajo”. El portavoz detallaba que a continuación, “dotamos de las ‘reglas’, normas, que posibilitaran una gestión de los recursos humanos acorde a la legislación aplicable. Estas se negociaron y acordaron también por unanimidad. Hablo de los acuerdos relativos a la selección, provisión, formación, movilidad, estabilización, traslados,…”.

Unas negociaciones “que realizamos alejadas de cualquier criterio partidista.  Posiblemente esto haya sido la clave del éxito, así como la transparencia en todo cuanto se iba negociando y haciendo. Así pudimos realizar decenas de convocatorias de selección y de provisión, como nunca antes se habían hecho. Siempre con el apoyo incondicional y responsable de los representantes sindicales”. Silván ha subrayado también el principal problema detectado durante su mandato: “Sin duda el mayor era y sigue siendo la alta tasa de temporalidad de los empleados públicos de la institución, en torno a un 50%. Para el Ayuntamiento esto supone que la reposición de efectivos (personas que se pueden incorporar a esta administración sobre el total de jubilaciones, excedencias,…), que se realiza sobre ‘empleados fijos’, implica una merma anual del 50% del número de empleados que cesa definitivamente cada año.

Pero la tasa de temporalidad también es un problema personal para cada uno de los empleados públicos que se encuentra en esta situación de temporalidad, sobre un total de 700 personas, lo que son 700 familias”.

… y seis meses de olvido

Coincidiendo con estas negociaciones, las Leyes de Presupuestos del Estado de los ejercicios 2017 y 2018 hicieron posible la estabilización de los puestos o plazas ocupadas por empleados temporales con la finalidad de conseguir bajar la tasa de temporalidad por debajo del 8%. Un proceso de consolidación o estabilización únicamente posible si se incorporan los puestos o plazas ocupadas temporalmente en las Ofertas de Empleo Público de 2018, 2019 y 2020. Posteriormente se debían convocar y ejecutar las convocatorias relativas a estos puestos o plazas en un plazo de tres años. Teniendo en cuenta que este proceso en el Ayuntamiento de León supone en torno a los 150 procesos distintos de selección no cabe duda que de realizarse supondrá un ingente y colosal esfuerzo de gestión, por lo que no debería demorarse como está sucediendo en estos momentos.

Y el equipo de Gobierno de José Antonio Díez no puede esgrimir que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) -aunque la abogada general de este tribunal ya marcó el camino el pasado mes de octubre- no haya dictado sentencia aún sobre si la interinidad podría suponer el derecho de fijeza de los trabajadores; el Ayuntamiento debería estar adelantando una serie de tareas sobre esta cuestión por si la sentencia fuera contraria a los intereses de los trabajadores temporales, 700 en el consistorio leonés.

“Hoy, 19 de enero, nos encontramos con todo lo contrario a lo realizado en los últimos cuatro años, comenzando con la falta de información sobre todo lo que se debería estar haciendo, según nos informan los empleados públicos de los distintos Servicios del Ayuntamiento. No solo los empleados sino también los grupos políticos y los sindicatos no sabemos ni lo que se está haciendo ni cuales son y serán los planteamientos de gestión en esta materia. Nadie sabe nada y todo parece estar parado, de tal forma que solo los hechos de algunas adscripciones de empleados (secretarias de concejales y encargada de limpieza sin nombramientos, por ejemplo) indican la vuelta a la anterior gestión de recursos humanos”, finalizó el portavoz popular.

El Grupo Municipal del Partido Popular pide al equipo de Gobierno PSOE-Podemos-UPL:

·        Que se informe a todos los interesados, empleados, sindicatos y grupos políticos, de las ‘intenciones’ del equipo de gobierno en esta materia.

·        Que se manifiesten los porqués de la paralización del proceso de Estabilización. En este tema debe exponerse claramente las intenciones de futuro del equipo de gobierno por la trascendencia del mismo tanto para el Ayuntamiento como para los afectados.

·        Que se indique si hay voluntad de negociar nuevos convenios colectivos que supongan mejorar las condiciones de trabajo y los derechos de los empleados públicos del Ayuntamiento de León.