Un gran acuario ayudará al bienestar de los pacientes y a la humanización del Hospital de Día Oncohematológico del CAULE

Financiado por Astrazeneca-Daichii, fue inaugurado este viernes por un grupo de niños, que ofrecieron una actuación musical y explicaron sus características

0

El Hospital de León inauguró este viernes un gran acuario que ha quedado instalado en la sala de espera del Hospital de Día Oncohematológico y que tiene como objetivo avanzar en la humanización de la sanidad. El acuario fue inaugurado por un grupo de niños, algunos de ellos hospitalizados en la planta de Pediatría. Las niñas Sofía y Ana Vidal López, de 8 y 5 años, tocaron una canción al piano y Marcos Fernández López, de 11 años, explicó a los presentes las especies colocadas y alguna curiosidad. Para finalizar, Irene López, de 5 años, entregó un pequeño detalle, un puzzle de animales marinos, a los niños hospitalizados que acudieron al acto, junto el gerente, Alfonso Rodríguez-Hevia, y su equipo directivo, y los jefes de servicio de Oncología, Andrés García-Palomo, y Pediatría, Juan Pablo Martínez Badás, entre otros cargos.

La idea de la instalación del acuario surgió de una oncóloga del CAULE, Ana López, que en redes sociales vio uno similar en un hospital de oncología en el norte de Europa. Investigando encontró estudios que destacaban los beneficios de los acuarios, entre ellos la mejora del estrés y la ansiedad de los pacientes. Fue entonces cuando solicitó una beca para la humanización de la asistencia sanitaria a la compañía AstraZeneca-Daichii, través de Nuria Fernández Monzón -que hoy ha estado también en el acto-, que enseguida apoyó la iniciativa financiando la compra y puesta en marcha del acuario, una vez aprobado el mismo por la Comisión de Humanización y la Gerencia del Hospital de León.

Se trata de un acuario de dos metros de largo con capacidad de mil litros y en el que conviven en la actualidad peces escama de perla y oranda negro y blanco y negro y rojo, tal y como explicó el niño Marcos Fernández, que además contestó las preguntas de los presentes, incluido el gerente. La instalación del acuario ha tenido muy buena acogida y desde Oncología se está realizando un estudio de investigación a través de encuestas de calidad de vida para conocer el impacto que ha tenido en los pacientes la colocación de este acuario.

«A pesar del gran esfuerzo que realizamos todos los profesionales sanitarios del Servicio de Oncología Médica, es una realidad que nuestros pacientes pasan mucho tiempo en las salas de espera a lo largo de su enfermedad. Tiempo para realizarse extracciones, esperando resultados, la consulta… Desde hace ya varias décadas y fruto de la puesta en marcha de otros programas de Humanización en la Asistencia Sanitaria se ha ido diseñando hospitales más amigables», explica Ana López, quien añade que con el acuario se esperan conseguir un buen número de beneficios.

Entre ellos destaca el disminuir el estrés tanto fisiológico como psicológico, que es un objetivo clave en la sala de espera de tratamientos; aminorar el miedo y la frustración que sufre un paciente al iniciar estos tratamiento; entrar en el hospital de día con mayor relajación y como consecuencia con unos valores de tensión arterial y frecuencia cardiaca más baja, lo que que ayuda a iniciar los tratamiento con más seguridad, y mejorar el entorno laboral de los trabajadores de Oncología Médica, entre otros.