La Catedral de León retoma su actividad con la celebración de su primera eucaristía

Esta celebración de la dedicación de la Catedral, según fija el "Calendario particular de la Diócesis de León" se extiende "a toda la Diócesis por ser la Catedral la Iglesia Madre y Cabeza de todas las demás

0

Ahora León / Noticias de León / Obispado de León

El obispo de León, Julián López, ha presidido esta mañana la primera eucaristía que se ha celebrado desde el altar mayor de Catedral, tras la recuperación  del culto público en el primer templo diocesano el pasado lunes día 18, en una solemne misa capitular para conmemorar el “Aniversario de la Dedicación de la Santa Iglesia Catedral”,  en una solemnidad especial con la que se ha hecho memoria de la jornada del 27 de mayo de 1901, cuando el entonces obispo de León, Francisco Gómez-Salazar, consagraba de nuevo el templo, que ya había sido dedicado bajo el título de Santa María el día 9 de noviembre del año 1303.

‘LEÓN…LA HERMOSA CATEDRAL’

En esta eucaristía especial, en la que de manera excepcional se encienden las doce velas ubicadas en la fábrica de las columnas de la Catedral como símbolo de la permanencia del templo, se registró la asistencia de un reducido número de fieles que se situaron en los bancos cumpliendo con la distancia social que impone la situación de alerta sanitaria, se rezó por el eterno descanso de las víctimas de la pandemia y en la oración de los fieles se pidió por el final de esta emergencia de salud. En su homilía, el obispo Julián López recordó “las palabras que hace años, en una audiencia con el hoy Papa emérito Benedicto XVI, al presentarme como obispo de León me dijo en perfecto castellano: ‘León…la hermosa Catedral’, una atención de la que me siento feliz y orgulloso por habérselo escuchado al sucesor de Pedro” y subrayó que “la palabra Iglesia, Catedral, expresa a la vez dos realidades, el edificio en el que la asamblea de fieles se congrega y la comunidad de los fieles, piedras vivas reunidas para la construcción del templo del espíritu, y por eso las iglesias, desde la Catedral hasta la más humilde ermita, no son simples lugares de reunión, sino que simbolizan y manifiestan a las comunidades que se congregan en ellas, a los fieles que son morada de Dios unidos a Cristo”.

Esta celebración de la dedicación de la Catedral, según fija el “Calendario particular de la Diócesis de León” se extiende “a toda la Diócesis por ser la Catedral la Iglesia Madre y Cabeza de todas las demás, donde el obispo diocesano tiene situada la cátedra, signo del magisterio y de la potestad del pastor de la Iglesia Particular, como también signo de la unidad de los creyentes en aquella fe, que el obispo anuncia como pastor de la grey”.

El Aniversario de la Dedicación de la Catedral es ocasión para recordar las importantes obras de restauración que se desarrollaron a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, después de que el notable deterioro de la fábrica del templo obligara durante décadas de aquella centuria a mantener cerrado al culto el primer templo de la Diócesis. Hoy, 119 años después, la celebración del Aniversario de la Dedicación permite hacer memora desde la acción de gracias de lo que los historiadores han calificado como la “salvación de la Catedral” y para remarcar las importancia de seguir cuidando día a día el templo referente de toda la Diócesis como recordaba en toda ocasión quien fuera hasta su fallecimiento el pasado día 11 de abril el deán-presidente del Cabildo, Antonio Trobajo, quien siempre afirmaba que “la Pulchra exige un mantenimiento y una atención diarias”.