La decisión de UPL de no amortizar 5,5 millones de deuda le costará al municipio 140.000 euros de intereses

El portavoz socialista, Benjamín Fernández, recalca que “con esta medida, se incumple la recomendación del Ministerio de Hacienda, a quien se quiere pedir una rebaja del plan de ajuste”

0
Ahora León / Noticias de León / PSOE de San Andrés

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, Benjamín Fernández, detalla que “la decisión de UPL de no amortizar hasta los 5,5 millones de euros de deuda comprometidos por el anterior equipo de gobierno socialista, y que se viene requiriendo desde el mes de julio, le va a suponer al municipio un coste de 140.000 euros en intereses, al solo amortizarse 3 millones de euros, tal y como se anunció en el último pleno ordinario”.

Hay que recordar que con un crédito extraordinario se iban a destinar 5.467.016 euros para amortizar la deuda y lograr así que la cifra que debe el Ayuntamiento se redujera hasta 40.297.154 euros, pero “UPL ha decidido que la cifra a amortizar será de 3 millones, que se añadirán a la cuota obligatoria de final de año”, especifica Benjamín Fernández, que explica que al no llegar a la cifra comprometida en el anterior mandato no solo se incrementan los intereses, sino que también aumenta esa cuantía obligatoria, que podría ser de 1.752.050 euros y finalmente será de 1.859.311 euros.

Otro aspecto que destaca el portavoz socialista es que “se incumple la recomendación del interventor municipal y del propio Ministerio de Hacienda de amortizar 5,5 millones de euros, que es la cantidad menor entre la capacidad de financiación y el remanente de tesorería, pese a que se quiere pedir una rebaja del plan de ajuste al departamento de María Jesús Montero”, poniendo así de manifiesto “la incongruencia de no reducir la deuda lo máximo posible este año y después solicitar una suavización de las medidas económicas impuestas en 2014”.

Fernández también señala que “no ha habido una explicación por parte de UPL de por qué no amortiza toda la cantidad garantizada en el anterior mandato, ya que cuando la concejala de Hacienda, María Ángeles González, anunció esta decisión en el último pleno ordinario, solo explicó que se hacía ‘por si acaso’, sin hacer más aclaraciones”. Por ello, el portavoz socialista insta al equipo de gobierno encabezado por Ana María Fernández Caurel “a que especifique en qué va a utilizar esos 2,5 millones que no van a ser destinados a amortizar deuda y cómo lo va a hacer, puesto que las limitaciones que impone el plan de ajuste, sumado a la no suspensión de las reglas fiscales en el año 2022, hace que ese dinero se quede en las cuentas bancarias sin poder hacer nada con ello”.

Benjamín Fernández recuerda además que durante el pasado mandato se logró reestructurar toda la deuda en un solo préstamo ICO con una cuota asumible, “y que podría haberse reducido aún más y destinar más dinero a inversiones reales cada año”. También se logró el pago de 5.4 millones de euros de facturas de mandatos anteriores y una reducción del periodo de pago medio a proveedores de 472 días a 23 días. “Todo ello conllevó que la AIReF redujera a riesgo bajo la situación económica del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo en solo cuatro años, una cuestión que ahora puede estar en peligro si no se continúa la tendencia de reducción de la deuda y gestión financiera que se había iniciado en 2019”.