La Diputación valora las ofertas para la adjudicación del proyecto de la carretera de Burbia

Esta obra cuenta con un coste estimado de 1.200.000 euros y el actual equipo de gobierno lleva más de dos años trabajando para su consecución sin más demora que la que exige la ley para cada uno de los trámites

0
Foto: S. Arén

Ahora León / Noticias de León / Diputación de León

La Diputación de León avanza con toda la celeridad que permite la ley, conforme a los plazos de tramitación, en los proyectos puestos en marcha por el actual equipo de gobierno para las carreteras del municipio de Vega de Espinareda.

En concreto, el tramo de cinco kilómetros entre Penoselo y San Martín de la LE-4210, que une Vega de Espinareda y Burbia, se encuentra actualmente en fase de licitación del proyecto. Se están valorando las ofertas para la adjudicación del proyecto de ensanche y mejora de esta carretera, que cuenta con un coste estimado de 1.200.000 euros.

El diputado del área de Infraestructuras, Luis Alberto Arias, ha explicado que desde el primer momento que este equipo de gobierno tomó posesión en la Diputación se procedió a analizar el estado de esta carretera “para la que existía un proyecto antiguo que los anteriores gobernantes del PP nunca llegaron a ejecutar, a pesar de haber tenido la posibilidad de hacerlo”. Ante la demora en el tiempo que hubiera supuesto actualizar ese proyecto, “apostamos por buscar una solución que diera respuesta a las demandas del municipio y agilizara la tramitación, que de seguir con el plan del anterior equipo de gobierno podría haberse dilatado durante más años”. En cambio, ha añadido el diputado, “actualmente el proyecto para ese tramo de cerca de cinco kilómetros, que presenta una enorme complejidad por la orografía, se adjudicará próximamente, lo que supone un gran avance respecto a la situación en la que los populares dejaron esta carretera para la que ahora meten prisa”.

Arias ha sostenido que la ley establece unos plazos de tiempo muy tasados respecto a los trámites que deben seguir los contratos en la administración pública y que “es su escrupuloso cumplimiento el que hace imposible hacer en tres años lo que no se ha hecho en 24 de gobierno del PP”. Además, añade, “el Ayuntamiento de Vega de Espinareda ha estado informado en todo momento de los pasos dados desde la institución provincial y, nos consta, que esta información ha sido puesta en conocimiento de todos los implicados”.

Carretera a San Martín de Moreda

La carretera a Burbia no es el único proyecto que la Diputación de León tiene en marcha en este municipio. Los trabajos de ensanche y mejora de la LE-5202, de LE-713 por Arborbuena LE-4210 (San Martín de Moreda) están pendientes de salir a licitación tras más de dos años de impuslo al mismo. “Se inició el expediente, se licitó el proyecto, se adjudicó la redacción del mismo y ahora estamos pendientes de adjudicar la obra, los tiempos son los que marca la ley y no hay forma de acelerar estos procedimientos”.

Esta carretera, ha sostenido Arias, “la ha iniciado el actual equipo de gobierno, el anterior le puso un título, pero no movió ni un papel”. Por el momento, la redacción del proyecto ha supuesto ya un desembolso de 13.335 euros y el presupuesto base de licitación de la obra es de 850.000 euros. En pocos días se subirá a la Plataforma de Contratación del Sector Público para su licitación.

También en el municipio de Vega de Espinareda, la Diputación de León ejecutará a comienzos de otoño la renovación del firme de la travesía de Sésamo (LE-4233) con un presupuesto de 50.000 euros.

En definitiva, ha concluido el diputado de Infraestructuras, “este equipo de gobierno lleva trabajando desde el primer momento para dar respuesta a las legítimas demandas de este municipio para el que no existía proyecto alguno en marcha cuando llegamos”.

Por otra parte, Arias ha informado de que, desde principios del mes de julio, los desbroces en carreteras están paralizados en toda la comunidad conforme a las distintas resoluciones del director general de Patrimonio Natural y Política Forestal de la Junta para evitar el riesgo de incendios. Estos se reanudarán en cuanto la administración autonómica levante estas restricciones.