La embajada francesa hace un llamamiento a sus ciudadanos para que no vengan a España a hacer turismo de ocio y borrachera

En un mensaje en redes sociales, este organismo ha recordado a sus nacionales que "Se recomienda encarecidamente no venir a España desde Francia para actividades de ocio".

0

Embajada francesa en España se ha terminado de pronunciar por el asunto del polémico turismo de ocio y borrachera de sus ciudadanos en nuestro país.

En un mensaje en redes sociales, este organismo ha recordado a sus nacionales que “Se recomienda encarecidamente no venir a España desde Francia para actividades de ocio”.

Sin especificar y hablar del asunto de las borracheras, sí que recalca que “debe respetarse el estricto cumplimiento de las disposiciones adoptadas por las autoridades locales”.

Es por eso que argumenta que “el compromiso y la responsabilidad de todos son necesarios para limitar la propagación del virus en Francia y Europa”.

Y a continuación aconseja “mantenerse informado periódicamente de la situación de salud, que ha cambiado mucho, consultando en particular el siguiente enlace”, donde ofrece una serie de recomendaciones y recordatorio de cómo está la normativa sanitaria española en estos momentos.

Cualquier viaje internacional, desde el extranjero a Francia y desde Francia al extranjero, está estrictamente regulado hasta nuevo aviso“, incide en su página web sobre estos viajes no justificados por trabajo o asuntos familiares.

Las medidas de seguridad

Y si bien reconoce que no hace falta guardar cuarentena al llegar a nuestro país, repasa las medidas obligatorias: “uso de máscara obligatoria para mayores de 6 años, en espacios públicos o en lugares abiertos al público, incluidos hoteles y comercios, cuando no se pueda respetar una distancia de un metro cincuenta entre dos personas; el uso de la máscara obligatoria en los vehículos, si los pasajeros no residen en el mismo domicilio; respeto a la distancia de seguridad; el mantenimiento de registros de pasajeros por parte de los operadores de transporte, conservados durante cuatro semanas”.

Los franceses están siendo los visitantes extranjeros más destacados en las últimas semanas, en su mayoría jóvenes universitarios que quieren buscar los fines de semana actividades de fiesta y borrachera que tienen prohibidas o muy limitadas en su país.