La iluminación de la capital leonesa se encuentra por debajo del nivel exigido

El PP pide un informe técnico sobre el cumplimiento del contrato de la luz

0

Ahora León / Noticias de León / PP de León / Imagen: S.Arén

José Antonio Diez comenzaba su mandato en julio de 2019 anunciando “fuertes mejoras” para la ciudad de León con el cambio de 20.000 puntos de luz para ahorrar el 75% en la factura del consumo energético. Junto al concejal de Desarrollo Urbano, Luis Miguel García Copete, Diez ofrecía una rueda de prensa estival para asegurar que con él llegaba “la modernidad a León”.

El alcalde del PSOE tan solo tenía que hacer cumplir el contrato, nada más. Pero no solo no ha realizado un seguimiento de este si no que, presuntamente, ha ignorado los informes del jefe de servicios eléctricos (ahora Sección de Gestión Energética) del Ayuntamiento de León que ya alertaba en el otoño de 2019 de un grave incumplimiento en la intensidad de la iluminación, con unas mediciones que certificarían que sería un 38% inferior a los mínimos que dicta la normativa. No solo eso, si no que el técnico municipal dictaba que era “improcedente abonar por un servicio por debajo de los mínimos marcados en la legislación”.

Para esclarecer esta situación, el grupo municipal del partido Popular ha pedido por el conducto reglamentario un informe que certifique cuál es el estado de cumplimiento del contrato de la iluminación de la ciudad.

Denuncias populares desde 2019

El Grupo Municipal del Partido Popular ya denunciaba en noviembre de 2019 la falta de atención del equipo de gobierno del PSOE-Podemos con los nuevos materiales recibidos, que estaban pendientes de instalación para dotar a la ciudad de alta tecnología y que estaban depositados en los almacenes municipales en un estado lamentable. El abandono de estos bienes del alumbrado público daba una idea de la dejadez con el dinero público, así como la falta de control y seguimiento por parte del gobierno municipal PSOE-Podemos sobre los bienes que pagan los ciudadanos leoneses.

Imágenes elocuentes sobre la falta de control en el día a día del cambio de báculos y luminarias; materiales que permanecían tirados, mojados y con cajas rotas, a pesar de que en las mismas constaba «diseño y sistema patentado internacional”, “placa especial”, “hermeticidad o anticorrosión”.

El Partido Popular exigía entonces al alcalde Díez que tomase medidas con el alumbrado público, sin esperar que la dejadez llegara a este nivel, con una gestión tan descuidada desde el minuto uno de su toma de posesión.