La Junta y Aspaym fomentan la igualdad de oportunidades y la autonomía de los alumnos con discapacidad a través de la impresión ‘3D’

El Ejecutivo autonómico financia con 151.000 euros la iniciativa, mediante la cual se imprimen objetos como una regla adaptada, un mapa con relieve o figuras de cuerpos humanos desmontables o articulados

0

Ahora León, Noticias de León, Empleo

La innovación social es uno de los pilares fundamentales en los Servicios Sociales de Castilla y León. La Junta apuesta por poner las nuevas tecnologías al alcance de cualquier persona, especialmente si mediante su uso puede desarrollar con eficacia y garantías las actividades de su vida cotidiana. Es el caso del proyecto ‘Innova 3D’, una iniciativa de las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades y de Educación con Aspaym, a través de la cual se pretende impulsar la autonomía y la inclusión de los alumnos con discapacidad en las aulas.

El proyecto, financiado por Familia e Igualdad de Oportunidades con 151.000 euros con cargo a los fondos europeos, se desarrolla en dos áreas: en primer lugar, en la formación en el manejo de impresoras 3D orientadas al desarrollo de productos escolares inclusivos. En segundo, en la impresión directa de materiales como reglas adaptadas, mapas con relieve y figuras del cuerpo humano desmontables o articuladas. Pero también de herramientas que favorezcan la autonomía de los niños con discapacidad, como accesorios para abrir botellas o sujetar bolígrafos y lapiceros. Todo ello se ha fabricado bajo el enfoque del ‘Diseño Universal de Aprendizaje’ y las metodologías inclusivas en el aula, y se ha realizado en perspectiva de género, para paliar la brecha que existe en torno a mujeres y niñas con discapacidad con respecto al sistema educativo.

A la presentación han acudido la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, y la consejera de Educación, Rocío Lucas. La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades ha destacado la importancia de la tecnología como motor de desarrollo, avance y modernización de los servicios sociales en Castilla y León, y ha añadido que la Junta realiza una apuesta estratégica por la innovación en este campo a través de una progresiva integración en el ámbito de los cuidados de las personas para mejorar su calidad de vida. En este caso, ha manifestado Isabel Blanco, se favorece el aprendizaje de niños con discapacidad, su inclusión en el aula y su autonomía.

Por su parte, la consejera de Educación, Rocío Lucas, ha explicado que el proyecto beneficiará a un total de 4.000 alumnos de Castilla y León con y sin necesidades especiales, y tendrá su impacto en otro aspecto muy importante: la formación del profesorado, ofreciendo formación especializada a más de 200 docentes, tanto en el ámbito de la informática como en el de la atención a la diversidad. En definitiva, un proyecto que aúna dos de los aspectos que más caracterizan al sistema educativo de la Comunidad: la constante innovación para estar en vanguardia y el afán por garantizar los altos niveles de equidad que los más prestigiosos informes internacionales reconocen.

Las ventajas de esta tecnología son la inmediatez de sus resultados −con la posibilidad de obtener productos en pocas horas− y su bajo coste, lo que permite catalogar a esta innovación como social, pero también como democrática, puesto que los materiales impresos pueden ser propuestos por el propio alumnado. Esta iniciativa se desarrolla en las provincias de la Comunidad en las que trabaja Aspaym: Ávila, Burgos, León, Palencia, Valladolid y Zamora.

Tecnología aliada del sistema de Servicios Sociales autonómico

La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades ha expresado el compromiso de la Consejería con la innovación social, puesto que, en los últimos dos años, se han invertido 5,4 millones de euros en alta tecnología aplicada a los cuidados, especialmente en la consolidación del sistema de atención a la ‘Dependencia 5.0’, que integra novedosos equipamientos tanto en los domicilios particulares de personas mayores y dependientes como en los centros residenciales a través de la implantación del nuevo modelo de atención integral centrado en la persona.

La apuesta general de la Junta por la vertiente social de las nuevas tecnologías se concreta en los diferentes proyectos que lidera la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, como el proyecto ‘Wellco’ para el desarrollo de un asistente virtual; ‘Procura’, mediante el cual se ha obtenido un prototipo de andador inteligente; ‘Rural Care’, cuyo éxito en los cuidados en el hogar se ha presentado recientemente en Bruselas; y el Servicio de Teleasistencia Avanzada, gratuito para todos los usuarios desde 2022.

Larga y estrecha colaboración con Aspaym

Una de las piezas clave en la innovación tecnológica social es, precisamente, su aplicación a la mejora de la calidad de vida de las personas dependientes y con discapacidad. En ese contexto, Aspaym, como entidad de amplia trayectoria en el ámbito, colabora intensamente con la Junta de Castilla y León a través del desarrollo de proyectos y diseño de políticas que ahonden en el fomento de la autonomía y del confort de este colectivo.

No en vano, a través de los 3,2 millones de euros que aportó el Ejecutivo autonómico a la organización en 2022, se han venido financiando el funcionamiento de sus cinco centros en la Comunidad, donde se conciertan 82 de sus 190 plazas, y los servicios y centros para 292 usuarios a través de la prestación vinculada de dependencia.

Además, se desarrollan programas esenciales como los itinerarios personalizados de empleo, con 510 usuarios y 197 personas contratadas; el proyecto ‘Fisiomer’, con el que se implementan servicios de rehabilitación y prevención de la dependencia en el medio rural; ‘Piri’, programa orientado a la recuperación e integración de personas con discapacidad sobrevenida por lesión medular, daño cerebral y esclerosis desde una perspectiva individualizada; y ‘Casa’, iniciativa para asesorar a empresas y entidades sobre la adaptación de instalaciones para transformarlas en accesibles.

También se han puesto en marcha servicios como el de promoción de la autonomía personal −SEPAP−, mediante el cual se trabaja en la toma de decisiones por parte de las personas con discapacidad para que desarrollen sus proyectos vitales de acuerdo con sus propias normas y preferencias y puedan llevar a cabo sus labores cotidianas de manera autónoma, o el Centro de Investigación sobre la Discapacidad Física −CIDIF−, en el que se indaga en los efectos secundarios de la discapacidad física.

Aspaym Castilla y León ha recibido hasta 800.000 euros de los fondos europeos mediante los que ha desarrollado proyectos innovadores como la Oficina de accesibilidad universal, espacio de asesoramiento sobre accesibilidad en todos los aspectos de la vida de las personas con discapacidad −barreras arquitectónicas, educación, ocio…−, las viviendas autónomas para personas con discapacidad física grave o la compra de tres vehículos adaptados orientados a miembros del colectivo residentes en el medio rural.