La Junta pone en marcha una línea de subvenciones para el desarrollo y microacciones que se realicen en el exterior

0

Ahora León / Economía / Junta de Castilla y León

La Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior publica el pasado lunes, en el Boletín Oficial de Castilla y León, la convocatoria de estas subvenciones con las que financiar intervenciones de entidades sin ánimo de lucro, inscritas como agentes de cooperación para el desarrollo, que deberán desarrollarse preferentemente en los países con menor Índice de Desarrollo Humano, con especial atención a África subsahariana. Todas esas intervenciones se dirigirán a los colectivos más vulnerables de estos territorios, con una atención especial a las mujeres, niños, los pequeños productores y recolectores de alimentos, la población indígena y las personas enfermas o dependientes. El presupuesto estimado en el ejercicio 2021 se distribuirá de la siguiente manera: casi 1,7 millones de euros para proyectos de desarrollo y 230.000 euros para microacciones en el exterior.

Esta línea de subvención se enmarca en las prioridades estratégicas del III Plan Director de Cooperación para el Desarrollo 2017-2020, prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2021 e igualmente está alineada con la Agenda 2030 de Desarrollo Mundial y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. La aplicación del enfoque de género, la sostenibilidad medioambiental y la apropiación del Enfoque Basado en Derechos son las tres prioridades que todas las intervenciones deben incorporar de manera transversal.

La convocatoria que hoy se publica en Bocyl se dirige a organizaciones no gubernamentales de desarrollo -que figuren inscritas en el Registro de Agentes de Cooperación al Desarrollo de la Junta de Castilla y León- para colaborar en la financiación de proyectos de desarrollo y microacciones en el exterior. Tales intervenciones deberán estar enfocadas a la mejora de las condiciones de vida y el desarrollo sostenible de la población de los países empobrecidos -garantizando la sostenibilidad económica, social e institucional de las intervenciones- y que están vinculados a la contribución a una dimensión de los derechos humanos priorizados: a la salud, a la alimentación, al agua potable y el saneamiento, a la educación, a la vivienda digna y a medios de subsistencia.

Países en los que se desarrollarán las intervenciones subvencionadas

Las zonas prioritarias de intervención en el exterior, tal y como fija el III Plan Director de Cooperación al Desarrollo de Castilla y León 2017-2020, son los siguientes. En África: Senegal, Tanzania, Mozambique y Burkina Faso; en Centroamérica: Guatemala y Nicaragua; en Sudamérica: Bolivia y Perú; y en Asia: India. Dicho Plan Director, que se prorroga a lo largo del año 2021, recoge que se prestará especial atención a los países de África Subsahariana y podrán ser considerados coyunturalmente prioritarios aquellos países en procesos de reconstrucción tras una crisis humanitaria, ya sea una catástrofe natural o provocada por el ser humano, como es el caso de los conflictos armados, al objeto de articular procesos de acompañamiento en la reconstrucción.

Mediante estas subvenciones que gestiona la Dirección General de Acción Exterior de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, las entidades beneficiarias podrán hacer frente a gastos tales como compra de terrenos y/o edificios, así como los demás costes directos asociados a esta que puedan ser considerados como integrantes del proyecto; gastos de construcción y/o rehabilitación de edificios y otras estructuras, así como los demás costes directos asociados a estos -materiales y suministros- que puedan ser considerados como integrantes del proyecto o microacción presentados; compra y transporte de equipos técnicos y materiales, y los de aquellos profesionales que la empresa proveedora necesite desplazar para el adiestramiento, puesta en marcha y funcionamiento de la maquinaria, así como los demás costes directos asociados a esta que puedan ser considerados como integrantes del proyecto o microacción presentados.

Las entidades sin ánimo de lucro beneficiarias podrán justificar, también, entre otros, los gastos de personal, los relativos al funcionamiento del proyecto; viajes y estancias del personal de la entidad solicitante vinculado al control y seguimiento de las intervenciones; gastos de auditoría externa; o acciones de sensibilización en el territorio de Castilla y León.