La ULE se suma al ‘Pacto de Convivencia’

Se trata de una iniciativa impulsada por la Conferencia de Rectores y otras entidades, a modo de llamamiento a la convivencia, la cohesión y la responsabilidad.

0

Ahora León / Noticias de León / ULE

La Universidad de León (ULE) se ha sumado a la campaña puesta en marcha a finales de diciembre por la Plataforma ‘Pacto de Convivencia’, que está integrada por representantes de instituciones colegiales, universitarias, confesiones religiosas, ONG’s y otros colectivos de la sociedad civil, y que ha formulado un llamamiento a “la convivencia, la cohesión y la responsabilidad para afrontar la crisis económica y social provocada por la COVID-19 y contribuir a la reconstrucción del país”.

En el manifiesto de la campaña se recalca el trabajo realizado por las entidades sanitarias, educativas y del Tercer Sector, que han sido “claves en la atención de los colectivos más vulnerables”, y se destaca que “solo la defensa unida del bien común, por encima de los intereses particulares, ayudará a salvar vidas y a superar la crisis actual”.

La iniciativa ha contado con el apoyo de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) con el lema “Paremos el odio, busquemos acuerdos, no dejemos a nadie atrás, hagamos todo el bien que podamos y construyamos un clima de esperanza”, y ha lanzado los siguientes ‘cinco retos’ de cara al 2021

-1).- Busquemos acuerdos,

-2).- Construyamos un clima de esperanza,

-3) .- No dejemos a nadie atrás,

-4).- Hagamos el bien que esté en nuestras manos, y

-5).- Paremos el odio y la polarización,

AVANZAR EN LA CULTURA DE CONSENSO EN LA SOCIEDAD

Con esta iniciativa, la plataforma a la que ha expresado su apoyo la ULE invita a la ciudadanía y a los poderes públicos a sumarse a los cinco compromisos apuntados, que pasan por avanzar en una “cultura de consenso que posibilite la planificación de acuerdos” a corto, medio y largo plazo en los diferentes ámbitos de la sociedad.

También se solicita el “cese inmediato de la hostilidad política partidista en todas sus formas”, y se pide a los líderes y partidos políticos, sin excepción, “un cambio de actitud, y que consideren el enorme impacto educativo, social y económico que los insultos, el menosprecio y la búsqueda intencionada de polarización tienen en la ciudadanía”.

El texto pone el foco en la “necesidad de no dejar a nadie atrás”, y hace un llamamiento a todas las autoridades para que las medidas de emergencia y, sobre todo, el Plan de Reconstrucción incluya todas las necesidades sociales de los sectores y colectivos más afectados por la pandemia y haga frente a los retos globales.

Asimismo, se pide a toda la sociedad civil que “extreme su capacidad de solidaridad y que continúe siendo ejemplo de generosidad, sosiego y sentido común” tal y como ha demostrado en estos meses. En este sentido, en el manifiesto se explica que la ayuda mutua, el apoyo vecinal y la colaboración con las entidades públicas y de acción social suponen una contribución imprescindible para la convivencia en paz y para aliviar el dolor y la pobreza.

Por último, con este documento se advierte de la “necesidad urgente de poner fin a los mensajes de odio y a la polarización presente en las redes sociales y medios de comunicación”, ya que, a su juicio, solo dificultan una visión objetiva de los problemas reales que existen en la ciudadanía.