“Las escuelas infantiles de 0-3 años no son gimnasios”

Como recuerda Juan Sánchez Muliterno, presidente de esta asociación “En época de elecciones, la totalidad de los partidos políticos han afirmado su compromiso con la escolaridad en la etapa 0-3 y han anunciado la universalización de la educación desde el mismo momento de su nacimiento.

0
Los juguetes conectados fomentan la interactividad de los niños. / ©Fotolia

Ahora León / Noticias de León / Educación

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE), asociación que lleva más de 25 años trabajando por mejorar la calidad de la educación que reciben los niños y niñas de 0 a 6 años y que agrupa a más de 40.000 personas solo en España, ha enviado a la Ministra de Educación una carta en la que le recuerda la importancia de la educación desde el nacimiento y los compromisos adquiridos por España en relación a la educación de los niños y niñas de 0 a 3 años.

Como recuerda Juan Sánchez Muliterno, presidente de esta asociación “En época de elecciones, la totalidad de los partidos políticos han afirmado su compromiso con la escolaridad en la etapa 0-3 y han anunciado la universalización de la educación desde el mismo momento de su nacimiento. ¿Dónde queda ahora ese compromiso?”. Incluso en el primer acuerdo entre PSOE y PODEMOS, en el punto 6 titulado “Ayuda a las familias: combatir la pobreza infantil y avanzar en la universalización de las Escuelas 0-3 años”, se insistía en la escolarización de los niños y niñas de 0 a 3 años basándose en los “intereses de los niños”.

Pero, como alertan desde esta asociación, parece que “se les ha olvidado la importancia que esta etapa educativa tiene para el desarrollo del niño degradando su valor y su importancia social “equiparando a los centros del primer ciclo con los gimnasios”.

En la carta que han enviado a la máxima autoridad en materia de educación en España le recuerdan que, según UNESCO, el G-20 e infinidad de instituciones supranacionales, la educación de 0 a 3 años es una de las más importantes en la vida de un niño.

“El daño que ha hecho entre padres y madres es muy grande”, afirman desde AMEI-WAECE. “Hemos estado luchando durante años para dignificar la imagen del sector y no queremos que nadie nos “desprestigie”.

Esta asociación reclama a la máxima autoridad educativa del Estado Español  “que haga una declaración institucional para que la sociedad, los padres y las madres de nuestros niños, nos miren como centros educativos y no meros <<establecimientos similares a un gimnasio>>”.

En la misiva, también exigen que medie antes las consejerías de educación para que habiliten fondos que les permitan a los centros privados superar estos días de cierre presencial, que no virtual (del que afirman no han ninguna ayuda para hacerlo, a diferencia a diferencia de la etapa de primaria), ya que en el caso de no habilitar los fondos y dado el tamaño de estas empresas y el fin del confinamiento prácticamente en el verano, muchas de estos centros se verán abocados al cierre con el problema social que se crearía a principio de curso por falta de plazas.

Los responsables de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) alaban la labor de los sanitarios y su papel prioritario en toda esta crisis, pero como  explica el presidente de AMEI-WAECE Juan Sánchez Muliterno “sabemos que ahora los fondos deben de ir prioritariamente a los servicios sanitarios, pero usted sabe, como toda la sociedad, que siempre se puede habilitar una pequeña partida para este tipo de centro, como se está haciendo con otros sectores”.

Junto con la carta, se recuerda que la Declaración del G-20, que España también ha suscrito (incluso el presidente de la nación, D. Pedro Sánchez, estuvo en la firma del documento), se indica claramente la importancia de la educación de 0 a 3 años y de un compromiso político para colocar la educación 0 a 3 en un lugar prioritario en las agendas de los gobiernos:

“Reconocemos la necesidad de proporcionar servicios de calidad e inclusivos de cuidado infantil.

Reconocemos la fuerte necesidad de un compromiso político por parte de las partes interesadas relevantes en el desarrollo, tanto a nivel estatal como no estatal, para colocar al Desarrollo Infantil Temprano (DIT) en un lugar prioritario de sus agendas de desarrollo. Estamos seguros de que esto se traducirá en más inversiones y apoyo para programas de DIT de calidad”.

En esta semana, además de la máxima autoridad en materia de educación, también se pondrán en contacto con las Consejerías de Educación que son las que tienen las competencias educativas en el tramo 0-3 para buscar su apoyo frente ataques que “desprestigien la labor de los profesionales del sector, tanto del sector público, concertado o privado, así como el carácter educativo de esta etapa”.