¿Las personas vacunadas pueden bajar la guardia con las medidas?

"La vacuna tiene una eficacia altísima, pero no es total", advierte, por lo que hasta no alcanzar un mayor porcentaje de personas vacunadas es mejor que todos, tanto los vacunados como los que no, sigan con "cautela" y cumplan las medidas sanitarias recomendadas.

0

Ahora León, Noticias de León, Covid-19

La campaña de vacunación en España cumple ya 4 meses y algo más del 8% de la población ya está completamente inmunizada contra el coronavirus y más de un 20% tiene al menos una dosis. Todavía hay poca cobertura poblacional, pero, las personas vacunadas, ¿podrían ‘bajar la guardia’ y abrazarse o darse dos besos sin temor?

“La vacuna protege contra la enfermedad, pero no está definido que proteja también contra la infección”, advierte Amós García en la Cadena SER, presidente de la Asociación Española de Vacunología. Esto implica que con la vacuna se evita un alto porcentaje de enfermar de manera grave y, por tanto, se reduce la cantidad de ingresos hospitalarios, pero tal y como explica García, sí existe la posibilidad de contraer el coronavirus, infectarse, y entonces se podría contagiar a otra persona que no esté vacunada.

Por ello, los expertos insisten en que todavía es necesario mantener las medidas de seguridad como el uso de las mascarillas en interiores, mantener el distanciamiento social y evitar el contacto físico (especialmente entre no convivientes)… Hasta que la cobertura de vacunas no sea mayor, aumentar la interacción es arriesgado para las muchas personas que todavía no están inmunizadas frente al coronavirus.

2 personas vacunadas…¿podrían abrazarse sin riesgo?
Marcos López, presidente de la Asociación Española de Inmunología, detalla que aunque teóricamente entre 2 personas vacunadas se podría bajar un poco más la guardia, la recomendación es no hacerlo si no son convivientes.

“La vacuna tiene una eficacia altísima, pero no es total”, advierte, por lo que hasta no alcanzar un mayor porcentaje de personas vacunadas es mejor que todos, tanto los vacunados como los que no, sigan con “cautela” y cumplan las medidas sanitarias recomendadas.

El tiempo de no abrazarse y darse besos con amigos y familiares continúa todavía para los expertos aún con las vacunas ya sobre la mesa, pero todos subrayan la importancia y los beneficios de la vacunación para minimizar el riesgo de infecciones graves de coronavirus. Un ejemplo es el caso reciente de un brote de coronavirus por el que se han infectado 20 personas de una residencia en Barcelona, estaban vacunados y se han infectado, pero en vez de requerir ingreso urgente como en las primeras oleadas, han sido infecciones asintomáticas o con síntomas muy leves. Ese es el poder de las vacunas, que aunque no es 100% eficaz ni esterilizante de momento, salvan vidas.