León y San Andrés amplían el convenio de bomberos durante seis años más

Diez y Cabañas se reúnen con sus respectivos concejales de la materia para comprobar cómo se desarrolla el acuerdo entre ambos ayuntamientos

0
El Alcalde de León, José Antonio Díez, junto a la Alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, y los concejales responsables de la materia

Ahora León / Noticias de León / Ayto. León

El alcalde de León, José Antonio Diez y la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, se han reunido para evaluar cómo se está cumpliendo el convenio de Bomberos entre ambos ayuntamientos, en un encuentro al que también asistieron los concejales responsables en esta materia en sus respectivos consistorios, Máximo Muñiz y Álvaro Pola.

Durante la reunión celebrada en el Ayuntamiento de León, después de que ambas administraciones aprobaran en sus plenos la renovación del convenio por este año 2022, tanto Cabañas como Diez han puesto de manifiesto que desde ambas administraciones se está trabajando en coordinación para actuar de forma rápida y eficaz en la extinción de incendios en el municipio de San Andrés del Rabanedo por parte de los Bomberos de la capital leonesa, pero también ante cualquier otra urgencia por la que sea necesaria su presencia.

El alcalde José Antonio Diez destacó que, con la firma del nuevo convenio de colaboración con San Andrés, León garantiza seis años más de servicio de bomberos para la localidad del alfoz, con una compensación que supera los 600.000 euros que permite cofinanciar el cuartel y la plantilla de extinción de incendios.

El regidor mantuvo la reunión de coordinación con su homóloga de San Andrés, Camino Cabañas, en la que se ratificó este acuerdo, aprobado en el mes de diciembre en sendas sesiones plenarias de las dos ciudades.

El alcalde José Antonio Diez destacó la colaboración con el Ayuntamiento de San Andrés que permite una compensación por la asistencia prestada  por los bomberos de León que han de asumir aún al servicio de prácticamente la mitad de la provincia por la falta d parques comarcales. En este sentido, resaltó también que el convenio de San Andrés sirvió de modelo para el acuerdo provincial que, después de muchos años de negociaciones, se firmó en 2021 con la Diputación Provincial.

Cabañas ha destacado “la labor primordial que desarrollan los Bomberos con el apoyo de Protección Civil en materia de prevención y extinción de incendios en San Andrés”, al tiempo que ha resaltado que este convenio es “un ejemplo más de la colaboración entre los dos ayuntamientos en la prestación de servicios para la ciudadanía, que no solo supone una mejora sino también un ahorro para ambas administraciones”. De hecho, ha destacado que este tipo de reuniones de seguimiento del acuerdo también sirven “para reformar la cooperación entre los dos consistorios”.

El actual convenio se desarrolla hasta el 31 de diciembre de este ejercicio y se podría prolongar otros cuatro años más, y es fruto de la colaboración entre ambas instituciones, algo que permite al Ayuntamiento de San Andrés cumplir con el artículo 26 de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local por la que se determina que la prevención y extinción de incendios es un servicio obligatorio en los municipios con una población superior a los 20.000 habitantes.

Este acuerdo establece la obligatoriedad de salida inmediata de los Bomberos de León a todo siniestro producido en el término municipal de San Andrés en el que exista riesgo para la vida de las personas, como pueden ser el rescate en viviendas o vehículos accidentados, así como en el supuesto de incendios de inmuebles en los que por su entidad o peligrosidad no puedan ser controlados por la Agrupación Local de Protección Civil.

A cambio, el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo abona 615.318 euros de forma anual, una cuantía que desde el año pasado supone una rebaja de en torno a 24.000 euros respecto a lo que se acordó en 2016, cuando se inició este convenio entre ambas instituciones. También hay que destacar que la construcción de un parque de Bomberos en el municipio supondría un coste de más de 3 millones de euros, a lo que se añade el coste anual en torno a 900.000 euros entre mantenimiento y personal.