León y Segovia las dos únicas capitales de provincia que no tienen alcalde, de momento

Aunque en política nunca esta dicha la ultima palabra, ahora el balón esta en el tejado del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León .

0

Ahora León / Noticias de León / Política

Dos de las nueve capitales de provincia de Castilla y León no sabrán hasta principios de julio el nombre de su alcalde: León y Segovia. Los recursos contencioso-electoral interpuestos en ambas ciudades impiden la constitución de sus nuevos plenarios y mantienen en funciones a los concejales saliente. Y en ambos casos se deben a polémicas por el recuento electoral.

El ‘popular’ Antonio Silván seguirá siendo alcalde de León al menos hasta principios de julio. En funciones, eso sí. La capital leonesa no verá renovar su Ayuntamiento este sábado, tal y como en principio ordena la LOREG, debido a los recursos contencioso-electorales que tanto el PP como Vox han interpuesto contra los resultados y las decisiones de las juntas electorales de zona y central.

El PP ha puesto especial empeño en los recursos ya que espera que si finalmente Vox entra en el Ayuntamiento la suma con Ciudadanos haga posible un pacto de ‘las tres  derechas’ que le permita conservar el poder. Pero desde Ciudadanos mantienen un veto Silván para el gobierno autonómico por su aparición en la trama de corrupción ‘Enredadera’ .La fallida comisión de investigación municipal sobre este asunto alejó a PP y Ciudadanos de su acuerdo de legislatura, por lo que este posible acuerdo a la derecha se antoja de muy complicada edición, en caso de que se pudiera dar finalmente. Aunque en política nunca esta dicha la ultima palabra.

Segovia

La otra ciudad que no tendrá constitución de su ayuntamiento este sábado es Segovia. Aquí el recurso que ha suspendido la renovación de cargo públicos municipales corre a cargo de Ciudadanos, que aspira a arrebatar un concejal al PSOE y poder sumar con el PP mayoría absoluta.

Ciudadanos ha decidido recurrir la proclamación de concejales electos mediante un contencioso-electoral motivado por “posibles errores en el escrutinio de algunas mesas electorales”. Si la formación de Albert Rivera gana un concejal más podría pactar con el PP para arrebatar la alcaldía al PSOE de Luquero, en el gobierno municipal desde el año 2014.