Más y mejores empleos para los trabajadores de CyL

0

Periódico de León Digital / Ahora León / empleos

El primer objetivo de esta legislatura es la creación de más empleos y más empresas, que pasa por superar la cifra de un millón de ocupados, y hasta el año 2020 crear  8.000 nuevas empresas y aumentar en más de 1.000 las de base tecnológica. Según los datos conocidos en la última EPA, la Comunidad cuenta 992.800 ocupados, 79.500 más que al inicio de la legislatura, lo que apunta a que la línea marcada hacia el objetivo de legislatura va por buen camino y que la Comunidad está generando empleo. Así se concluye de los datos de la EPA del III trimestre que indican que hay 26.000 parados menos que en el trimestre anterior y 30.300 parados menos que hace un año, con reducciones por encima de la media nacional. Además la tasa de paro de Castilla y León se sitúa en el 13,91 %, cinco puntos inferior a la media nacional. Castilla y León está hoy creciendo económicamente y generando empleo.

En segundo lugar, la Consejería de Empleo tiene el reto de crear un empleo de mayor calidad: más seguro para combatir el repunte de los riesgos laborales por el incremento de la actividad, más estable con el fin de mejorar la creación del primer empleo tras la crisis, que tiene un carácter temporal, y con un nivel retributivo mayor que genere más derechos si finaliza el mismo.

Objetivos del Consejero de Empleo

Otro objetivo establecido por la Consejería es mejorar la formación y adaptar al mercado laboral la preparación de los trabajadores que siguen sin empleo. En esta misma línea, el cuarto objetivo establecido por el consejero de Empleo es mejorar las oportunidades de empleos de todos los trabajadores de la Comunidad, con especial atención a aquellos que cuentan con mayores dificultades, priorizando a los colectivos de jóvenes, a los mayores de 45 años, a los parados de larga duración, a los que hayan agotado las prestaciones por desempleo, a las personas con cargas familiares, a los perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía, a las personas con discapacidad y a las que se encuentran en situación o riesgo de exclusión social.

El quinto objetivo de la legislatura se centra en mejorar la conciliación, de forma que permita una mayor compatibilidad del empleo con la vida personal y familiar. En sexto lugar es necesario garantizar la protección a aquellas personas que todavía no han encontrado un puesto de trabajo. Para ello, la Junta ha realizado una nueva regulación de la Renta Garantizada de Ciudadanía que se complementará, cuando sea necesario, con el Programa Personal de Integración y Empleo (PIE).

Por otra parte, por el peso que tienen en la capacidad de dinamización de la actividad económica, es necesario prestar una atención especial a los autónomos y emprendedores, así como a todas las fórmulas de la Economía Social: cooperativas, sociedades laborales, centros especiales de empleo y empresas de inserción.

El octavo objetivo se centra en la defensa del compromiso territorial de las políticas de empleo de la Junta que pueden convertirse en un factor decisivo en el desarrollo de determinadas áreas. De esta forma el efecto del Plan de Empleo Local en el mundo rural es importante, igual que lo es para los municipios del carbón el Plan de Dinamización de las Comarcas Mineras aprobado este año en las Cortes de Castilla y León, y el Plan de Dinamización de la Provincia de Soria.

El noveno reto vincula las políticas de empleo con los desafíos demográficos, que sin ser la única medida que afecta al cambio demográfico es en periodos de recesión y destrucción de empleo cuando más se ponen de manifiesto las debilidades demográficas. Finalmente como último objetivo, de carácter básico, todos estos objetivos expuestos han de ser desarrollados en el Dialogo Social como instrumento fundamental en el desarrollo de las políticas de empleo de la Comunidad.