Mihacale acogerá este sábado el proyecto teatral ‘Una rueda que da vueltas’

La obra se centra en los molinos de agua y otras cosas en peligro de extinción

0
Ahora León / Noticias de León / Mihacale

El sábado, 22 de junio, a las 19’30h en el MIHACALE de Gordoncillo se presenta el proyecto teatral UNA RUEDA QUE DA VUELTAS de la compañía Almealera.

Una propuesta que pone en escena las vidas de quienes trabajaron en antiguos molinos de agua. Unos oficios y unos modos de vida que poco a poco van desapareciendo de nuestros pueblos y aldeas.

UNA RUEDA QUE DA VUELTAS que nace de la investigación que Laura Santos, directora y actriz del proyecto, realizó para conocer las vidas de estas personas y que han dado como resultado una puesta en escena rigurosa y bella, con la que Laura ha sido recientemente premiada como Mejor Actriz en la Feria de Artes Escénicas de Gijón, FETÉN 2024.

Cuando Laura tenía cuatro años su familia compró un molino de agua en ruinas. Treinta años después la actriz entrevistó a Angelita, la mujer que de niña molió en ese molino. La fascinación que le produjo conocer y entrevistar a esta mujer hizo que empezase a buscar a más molineros y molineras para recoger más recuerdos…

‘UNA RUEDA QUE DA VUELTAS es un homenaje a unas vidas y a unos lugares anónimos. Mi regalo de vuelta para no olvidar. Hecho con agua, tierra, paja, grano y harina. Un círculo’ (Laura Santos).

ALMEALERA

Las almealeras son construcciones de piedra circulares que servían para guardar el heno. Aunque cada vez quedan menos porque ya apenas se usan, si nos fijamos las podemos encontrar en muchos prados, cerca de los pueblos. Almealera combina artes escénicas y transformación social. Busca propiciar participación, reflexión y transformación social mediante procesos artísticos con y desde las comunidades.

UNA RUEDA QUE DA VUELTAS es su primera iniciativa. Una mezcla de teatro documental con teatro de objetos y materiales, y narración oral. Ubicada en un territorio rural azotado por la despoblación, quiere promover la democracia y los derechos culturales en el medio rural, visibilizar saberes y oficios ancestrales, y poner en valor el patrimonio cultural custodiado por las comunidades mayores que habitan el territorio.