El obispo de León ha ordenado a dos nuevos presbíteros

Confiere el sacramento del orden a los seminaristas y diáconos Luis Alfredo García y Javier Cortés en la celebración que ha puesto el broche en la Diócesis a los actos de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones

0
Ahora León/ Noticias de León/ Diocesis de León

La Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas ha culminado en la tarde de ayer en la Iglesia de León con la celebración que ha presidido el obispo, el padre Luis Ángel de las Heras, en la Catedral, en el transcurso de la cual ha conferido el sacramento del orden sacerdotal en el grado del presbiterado a los dos seminaristas y diáconos Javier Cortés y Luis Alfredo García.

DOMINGO DEL BUEN PASTOR

Una eucaristía en la que ha concelebrado el obispo emérito Julián López, felicitado al inicio de su homilía por Mons. De las Heras en el día de su 79º aniversario, y en la que han resonado los ecos de la presencia de ayer en el primer templo diocesano de la reliquia del ‘Lignum crucis’ de Santo Toribio de Liébana, en su peregrinación a la Diócesis de Astorga, cuando el pastor diocesano se ha dirigido a los ordenandos y ha asegurado: “Javier, Luis Alfredo, vais a ser engastados hoy de un modo singular en el misterio de la Cruz de Cristo, como esas piedras preciosas que llevaba ayer el relicario del Lignum crucis de Santo Toribio de Liébana, con una unión muy particular con Cristo para prolongar su misión salvífica, una unión que ha de ser cada vez más estrecha por vuestra entrega sin reserva, convirtiéndoos en puerta del sacrificio pascual por donde los hombres y mujeres puedan entrar a los pastos de la abundancia, que son los pastos de la vida y el amor verdadero y eterno de los que siempre se tiene hambre en esta tierra”.

En el marco litúrgico del Domingo del Buen Pastor que la Iglesia celebra en este Domingo IV del Tiempo de Pascua, esa referencia pastoral ha estado presente en toda la celebración, y con especial hincapié cuando el obispo Luis Ángel ha exhortado a los dos candidatos para que “quienes os acompañan hoy, quienes aún sin saberlo os aguardan para que seáis sus pastores misioneros, os descubran como puerta del sacrificio pascual. Esta dimensión sacrificial es inseparable de la dimensión pastoral, y ofrece la verdad y la fuerza salvadora de la que depende el auténtico éxito de vuestro pastoreo, que ha de ser pastoreo de fecundidad de Dios en el corazón humano y en su pueblo, sin que os tenga que importar mucho pastorear pequeños o grandes rebaños, porque en todo caso tendréis que enseñarles a escuchar al Buen Pastor que dice no temas”.

Y para rematar la homilía el prelado legionense ha expresado el deseo de que “que vuestro pastoreo sea fecundidad de Dios en la evangelización misionera, de modo que nadie se quede en vosotros como un fin, sino que por vuestro ministerio muchos lleguen a encontrarse con Jesucristo, y finalmente fecundidad de Dios en la misión samaritana para que no haya ninguna oveja, ninguna persona herida que se quede sin curación y pueda alcanzar como todas las verdes praderas y los abundantes pastos de la alegría sin fin”.

ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

Al final de la celebración los dos neopresbíteros han agradecido el apoyo y el acompañamiento que han tenido en la Iglesia de León desde su llegada a los dos seminarios diocesanos, donde han completado toda su etapa formativa, con una apelación final del obispo Luis Ángel a sentir “el acompañamiento del Buen Pastor que cuida de todos nosotros” desde el mensaje para esta Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas, en la que “ante todo, nos congratulamos por las ordenaciones presbiterales de Javier y Luis Alfredo, que han respondido a la llamada del Señor para servir como pastores misioneros”, para que “junto a la gratitud con que hoy pronunciamos sus nombres, la luz y la alegría pascuales nos llevan a pedir que otros muchos escuchen con generosidad la llamada de Dios, tal y como se nos regala a todos este cuarto domingo de Pascua, en el que recordamos al Buen Pastor y celebramos la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas”.

RESEÑAS BIOGRÁFICAS

Luis Alfredo García Montero (Barquisimeto-Venezuela, 1994) es el mayor de una familia de tres hermanos, bautizado en la Parroquia de Ntra. Sra. de Altagracia de su localidad natal de Barquisimeto, donde completó toda su etapa de educación primaria y bachiller en el Colegio Divina Pastora. En espera de iniciar estudios superiores de Medicina siente la llamada vocacional e ingresa en 1994 en el Seminario Redemptoris Mater ‘Virgen del Camino’, donde completa sus estudios como Bachiller Superior en Estudios Eclesiásticos en el Centro Superior de Estudios Teológicos-CSET de León en 2020. Tras finalizar la formación académica superior vive una etapa de misión en Segovia y en 2021 se traslada a Tierra Santa, donde ha completado una estancia de formación de dos años en Jerusalén y en el Centro internacional ‘Domus Galiliaeae’. El 24 de mayo de 2023 recibe su ordenación diaconal y asume la responsabilidad de atención de la secretaría particular del obispo Luis Ángel, servicio que le ha permitido recorre de cerca la diócesis, además de apoyar la atención pastoral en las comarcas de Valdeón y Oseja de Sajambre, dentro de la unidad pastoral de Riaño.

Javier Eduardo Cortés Torres (Bogotá-Colombia, 1973) es el mayor de una familia de tres hermanos, bautizado en la Parroquia de San Diego de la ciudad de Bogotá. En el Colegio Salesiano de Bogotá realizó su formación en estudios primarios y bachiller, para cursar a continuación la licenciatura de Filosofía en la Universidad Santo Tomás de Bogotá, etapa que completa en 2021. Amplía su formación con un máster en Enseñanza de la Religión y un curso de especialización en Pedagogía, ambos en la Universidad Pontificia Javeriana de Bogotá y durante varios cursos ejerce la actividad docente en distintas localidades de Colombia. Tras una estancia en Nueva York, en el año 2018 ingresa en el Seminario Conciliar ‘San Froilán’ donde acaba de concluir los estudios en el grado de Bachiller Superior en Estudios Eclesiásticos en el Instituto Superior de Teología de Astorga y León-ISTAL. A lo largo de su tiempo de formación en el Seminario también ha colaborado en su etapa de práctica pastoral en las parroquias de Santo Toribio de Mogrovejo, San Froilán, San Antonio de Padua y, en la Unidad Pastoral del Valle de Sabero. Desde su ordenación diaconal el 24 de mayo de 2023 se incorpora al servicio de la unidad pastoral de Sahagún, donde atiende el servicio de la Palabra en pequeñas comunidades y la acción socio-caritativa desde Cáritas arciprestal, además de colaborar con la sección ‘Tiempo de la Palabra’ en el programa semanal de actualidad diocesana del Espejo en COPE León.