El PP de San Andrés destaca la inversión de la Junta de 100.000 euros para la renovación de contenedores de basura

Mientras el Ayuntamiento abandona a los comercios y hostelería con cero euros de ayudas, la Junta aprueba un plan de choque con 82 millones de euros que llegará a San Andrés

0

Ahora León / Noticias de León / PP de San Andrés

El Partido Popular de San Andrés del Rabanedo ha agradecido a la Junta de Castilla y León su sensibilidad con los problemas que padece el municipio y, en ese sentido, gastará 100.000 euros en comprar contenedores de residuos sólidos urbanos para el tercer municipio de la provincia. Además aportará casi 80.000 euros para el Plan de Asfaltado. Unas aportaciones que demuestran, una vez más, y según los populares, que pese a lo vilipendiada que es la Junta por parte tanto del PSOE en San Andrés como de los partidos de la oposición como UPL, IU o Podemos, en cada Pleno, “al final es la única administración que está aportando fondos para ayudar a mejorar los servicios en el municipio”. Estas cantidades proceden del Fondo de Cooperación Local General y la adquisición de nuevos contenedores es una de las necesidades más acuciantes que tiene San Andrés del Rabanedo al estar la mayoría de ellos en estado muy deteriorado. Con esta aportación de la Junta de Castilla y León será posible renovar una parte importante de este mobiliario urbano.

Los populares han destacado que estas ayudas forman parte de las aportaciones casi semanales que anuncia la Junta de Castilla y León para hacer frente a una situación más que complicada, especialmente para los sectores más castigados por las crisis sanitaria y económica del Covid-19. “Y todo ello mientras desde el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo hay un abandono absoluto hacia los autónomos, comerciantes y hosteleros que llevan meses esperando por una ayuda que no llega”, denuncian los populares que se preguntan qué sería del municipio sin la ayuda constante de la Junta de Castilla y León gobernada por el PP. “Mientras unos se preocupan sólo de hablar y no hacer, otros se preocupan de hacer y no de hablar, lo que demuestra que para toda Administración gobernada por el PP lo primero siempre son los ciudadanos”, aseveran al tiempo que ponen como ejemplo la “dejación de funciones” mostrada por el presidente del Gobierno que ha decidido apartarse de la gestión de la pandemia “en un ejercicio impensable en un dirigente de un Estado”.

Así, la Junta de Castilla y León financiará con 250.000 euros la contratación de 25 trabajadores en las próximas semanas para la realización de obras y prestación de servicios de interés general.  Las ayudas van destinadas a la contratación de desempleados inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, preferentemente desempleadas de entre 35 y 45 años con cargas familiares; parados de larga duración (desempleados 12 meses en un período de 18 meses), con especial atención a quienes  hayan agotado sus prestaciones por desempleo y personas en riesgo de exclusión social; y mujeres sin titulación superior. Se trata del Plan Covel, una de las acciones contempladas en el Plan de Choque por el Empleo, incluido, a su vez, en el Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social que la Junta de Castilla y León suscribió, el pasado 17 de junio con la mayoría de los grupos parlamentarios.

La Junta de Castilla y León financiará una cuantía de 10.000 euros por cada contrato a jornada completa con una de duración de 180 días, lo que permitirá que 25 ciudadanos del municipio, en situación de especial vulnerabilidad, dejen de estar en  desempleo para prestar un servicio de interés general y social, que, a su vez, contribuirá a favorecer la actividad económica.

También llegará a San Andrés el Plan de Choque dirigido especialmente a los sectores productivos que están soportando un mayor impacto de la crisis como la hostelería y el turismo. Autónomos y empresas dedicados a estas actividades contarán con líneas de ayuda específicas o preferentes, que suman 21,4 millones de euros, al tiempo que podrán acceder a 11,4 millones en programas generales de liquidez y crédito con avales, a interés cero. Así, se habilitan subvenciones directas para la adecuación de espacios seguros que permitan continuar con la actividad en la temporada de invierno, por ejemplo, mediante el cerramiento de terrazas y la instalación de mobiliario de confort (mamparas, estufas, cortavientos…); ayudas para financiar las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores y las contrataciones necesarias para sustituir a empleados de baja por COVID-19; líneas para incentivar la demanda y para la adquisición de equipos de protección colectiva. También se contemplan apoyos financieros para que las empresas del denominado ‘canal Horeca’ (hoteles, restaurantes y cafeterías) puedan afrontar los pagos a sus proveedores, garantizando así liquidez al sector primario autonómico. Y se establecen bonificaciones al consumo de servicios turísticos realizados en establecimientos de Castilla y León y ayudas al mantenimiento del empleo.  el Plan de Choque prevé también distintas actuaciones para reactivar el consumo e impulsar el comercio de proximidad, así como medidas de apoyo a los promotores de actividades culturales, feriantes o promotores de orquesta. Desde el punto de vista del empleo, se incluye una línea de ayudas para fomentar la contratación de desempleados por parte de las entidades locales; para apoyar a mayores de 55 años que se hayan quedado sin su puesto de trabajo durante esta pandemia, y para complementar las prestaciones de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERTEs) por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.