Se termina la legislatura y el edificio Arau sigue en fase “terminal”

Desde IU solicitamos al Equipo de Gobierno, dado que han sido incapaces de abrir Araú a lo largo de estos últimos cuatro años, que al menos cuiden su entorno, limpien la suciedad acumulada en algunas zonas

0

La portavoz de Izquierda Unida de San Andrés, Laura Fernández, lamenta el abandono en que se encuentra el edificio más emblemático del municipio, el complejo de Araú. En este edificio se invirtieron más de seis millones de eruos de dinero público, con el fin de convertirlo en un elemento dinamizador de la vida cultural, turística y económica de nuestra localidad, y en un referente de ámbito provincial.

Aunque las obras de rehabilitación finalizaron en el año 2015 y se llegó a anunciar su apertura para octubre de 2016, la realidad es que se ha dejado pasar toda esta legislatura sin que Araú se haya puesto en funcionamiento, lo que representa un ejemplo más de la parálisis que ha vivido el municipio durante este mandato socialista.

De hecho, el interior del complejo solo ha podido ser conocido por los vecinos y vecinas de la localidad, a raíz de unas jornadas de puertas abiertas que se llevaron a cabo en el verano del 2016, a partir de una sugerencia de Izquierda Unida. IU propuso también que se instalara un buzón durante esas jornadas para recoger todas las opiniones de los visitantes sobre los diversos usos que se le podrían dar al edificio, opiniones que han quedado relegadas al olvido ante la falta de decisión política para abrir y dotar de contenido efectivo al complejo de Araú.

A día de hoy, Izquierda Unida muestra su preocupación por el deterioro que está sufriendo el edificio, tanto en su interior, al que la corporación no ha podido acceder pese a las reiteradas peticiones en este sentido, como en su exterior, donde es patente para cualquier viandante que se acerque a la zona la tremenda suciedad que se acumula en algunos puntos, fruto de una desidia y abandono totales.

Desde IU solicitamos al Equipo de Gobierno, dado que han sido incapaces de abrir Araú a lo largo de estos últimos cuatro años, que al menos cuiden su entorno, limpien la suciedad acumulada en algunas zonas, que se están convirtiendo en focos insalubres, y tomen las medidas necesarias para salvaguardar la integridad de este edificio y su entorno, que recordemos se encuentra dentro del conjunto catalogado como Patrimonio Histórico del Camino de Santiago y está considerado Bien de Interés Cultural.