‘Solo un nombre’, el nuevo libro de Carlos Campelo

‘Solo un nombre’ recoge 37 relatos publicados por la editorial Lobo Sapiens, con un estilo directo y descarnado, que narra situaciones inspiradas por el día a día.

0

Carlos Campelo García, que trabaja en la secretaría del Vicerrectorado de Profesorado de la Universidad de León (ULE) que dirige Miguel Ángel Tesouro Díez, es el autor del libro ‘Solo un nombre’, que fue presentado recientemente en el Ateneo Cultural El Albéitar y que constituye la primera publicación de este escritor que nació en 1968 en Benavides de Órbigo, y que ha sorprendido por la contundencia de su estilo narrativo.

En la presentación del libro Carlos Campelo estuvo acompañado por su editor José Antonio Martínez Reñones, Director de la Editorial ‘Lobo Sapiens’, y por Marcelo Óscar Barrientos Tettamanti, que pronunció unas palabras de introducción al autor y su obra, en las que explicó la impresión que le produjo la lectura de los 37 relatos que integran el libro, por la fuerza de la escritura, directa y descarnada, capaz de crear situaciones y transmitir vivencias que impactan en el lector.

Barrientos señaló que había encontrado con frecuencia la palabra ‘sangre’ en el texto, circunstancia que puso como ejemplo de la crudeza de algunas de las historias, propias de una literatura sin tapujos, que engancha y capta desde la primera línea la atención de quien las lee.

En el acto, que contó con la presencia de numerosos amigos, familiares y también lectores, (que ya conocían la prosa de Campelo por los relatos que ha ido publicando de forma semanal en Facebook), también actuó Jorge Majo, que puso un contrapunto musical con la interpretación en directo de varias piezas con la guitarra.

El libro ya se puede adquirir en diferentes librerías y a través de internet en la propia editorial o en portales como Amazon (formato vertical con 155 x 240 milímetros, y 236 páginas).

En la solapa de la contraportada, bajo la foto de Carlos Campelo se apunta que de él “se puede decir que ha sido hijo, que es padre, que trabaja y que tiene amigos, enemigos y ‘medio pensionistas’ en su vida. Poco más, excepto recomendar que si alguien quiere conocer más, lo puede hacer invitándole a unas cañas, a comer o a cenar.

Lo realmente relevante no es quién es el autor, en sí es lo menos importante, cómo es su vida o qué ha estudiado, lo trascendente es que usted, lector, disfrute de estos relatos y le hagan recorrer mundos distintos, que consigan hacerle vibrar y sentir, que le llenen un poco de su tiempo y le entretengan”.