Un amplio dispositivo policial impide que la manifestación “pro-Hasel” crease incidentes en León

«Libertad de expresión, policía no» o «vergüenza me daría ser policía». son algunos de los gritos de los manifestantes.

0

Ahora León / Noticias de León / Manifestación

Cerca de 70 leoneses se concentraron en la tarde de este sábado ante la Subdelegación de Gobierno para pedir la libertad de Pablo Hasel. Sin incidentes y con gran presencia policial los agrupados portaban una pancarta en la que se podía leer ‘Frente al régimen y su represión’ y algunas fotografías del rapero, así como del Rey emérito, Juan Carlos.

La convocatoria se movió, a través de las redes sociales. Y ante varios días consecutivos con disturbios en las principales capitales del país, la Policía Nacional de León estuvo preparada desde el minuto uno  para evitar cualquier tipo de incidentes.

A lo largo de la mañana, personal municipal había retirado contenedores de varias de las principales calles y avenidas de la capital leonesa ante posibles incidentes. También se instó a los hosteleros de la zona a retirar las terrazas y recoger sillas y mesas de las calles cercanas a la zona caliente de la convocatoria y al comercio se le aconsejo que mantuviesen cerrados sus locales.

Los puntos mas conflictivos del País

Otra noche de disturbios, la quinta de la semana, desde la detención y encarcelamiento del rapero Pablo Hasel. Las protestas tuvieron lugar en varias ciudades españolas, pero las más violentas tuvieron lugar en Cataluña, donde cuatro personas resultaron detenidas, según han confirmado los Mossos, y otras 6 heridas.


Cuarta noche consecutiva de protestas contra el encarcelamiento del rapero, Pablo Hasél. Las más violentas tuvieron lugar en Cataluña, donde fueron detenidas al menos cuatro personas, dos en Girona y dos en Barcelona, y otras seis personas resultaron heridas.

Las protestas en las ciudades catalanas volvieron a quedar marcadas por los disturbios, con la quema de contenedores, el lanzamiento de piedras y botellas, contra la policía y los ataques a sedes bancarias, e incluso el intento de asalto a la comisaría de la Guardia Urbana en La Rambla de Barcelona.
En la ciudad condal, los Mossos terminaron cargando contra los manifestantes, y sobre las 23.00 horas la protesta quedó disuelta, tras la detención de dos personas.

Tanto el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, como el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska han condenado la violencia y los disturbios de estos días sea cual sea el objetivo de la protesta, porque se ha hecho por medios violentos y con manifestaciones, en algunos casos, no autorizadas por Interior.

El ala socialista contradice así a sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, tras los apoyos explícitos de miembros del Ejecutivo como Pablo Iglesias o Alberto Garzón, o el portavoz de la coalición morada en el Congreso, Pablo Echenique, que han denunciado casos de brutalidad policial y excesos en el ejercicio de la fuerza.