El Papa acepta la cremación pero prohíbe su esparcimiento

0

Ahora León / Iglesia

Desde hoy la iglesia tiene una nueva norma para los cristianos. El Papa Francisco ha hecho público la prohibición de esparcir o guardar en casa las cenizas de nuestros difuntos.

Tal y como indica, desde hoy, la iglesia acepta la cremación de los difuntos pero prohíbe por completo esparcir las cenizas del mismo, así como guardarlas en casa.

Desde ahora para acogerse a la Doctrina de la Fe, los restos incinerados de los difuntos han de conservarse a resguardo en un cementerio o bien en una iglesia.

Este escrito, aceptado por el Papa, modifica así la anterior “Instrucción Ad resurgendum cum Christo” realizada en 1963.

En dicho documento deja claro que la forma preferida por la iglesia es la sepultura de los cuerpos pero también se aceptará la cremación, indicando su prohibición de esparcir las cenizas e incluso se le podría negar el funeral del difunto en caso de así decidirlo.

“Para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no sea permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos”, este es uno de los fragmentos que se describen en el nuevo escrito.

La razón para la iglesia es lograr así, evitar la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pudieran llegar pasada la primera generación del difunto. Del mismo modo se reduciría el riesgo de sustraer a los fallecidos de la oración y recuerdo de los familiares.