García Tejerina señala al sector agroalimentario como la clave de la recuperación económica de España

0

Ahora León / Economía

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha intervenido en el desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, donde ha explicado los principales retos a los que se enfrenta el sector agroalimentario español.

​Según ha recalcado, la única forma de hacer frente a estos desafíos es trabajar de manera conjunta, “porque juntos hemos demostrado, especialmente en los momentos de crisis, la enorme potencia alimentaria que somos”.

Además, la ministra ha añadido que juntos hemos alcanzado un altísimo nivel en planificación y gestión del agua, ejemplo de diálogo y consenso. Y juntos hemos adoptado un compromiso por el clima hacia un nuevo modelo bajo en carbono. En definitiva, “juntos somos más fuertes”.

En su intervención, que ha sido presentada por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, García Tejerina ha asegurado que el sector agroalimentario se ha convertido “en una de las puntas de lanza de la recuperación económica de España”. Así, en 2012 el sector agroalimentario representaba el 8% del PIB nacional y actualmente supone más del 10%. También ha indicado que en 2016 la producción de la rama agraria ascendió a 46.807 millones de euros, “lo que constituye su récord histórico”. Y en materia de exportación, en el último año móvil se alcanzó un récord histórico que supera los 49.000 millones de euros, un 56% más que en 2011.

Grandes retos del MAPAMA

En todo caso, García Tejerina entiende que las tres grandes áreas del Ministerio se enfrentan a grandes retos de futuro. En el ámbito de la Agricultura, la ministra considera que la continuidad de la Política Agrícola Común (PAC) no es negociable y que el Gobierno no está dispuesto a admitir la cofinanciación.

Asimismo, García Tejerina ha señalado la necesidad de incorporar las nuevas tecnologías, a través de la innovación, para lograr “un sector competitivo y orientado al mercado”. Para ello, el MAPAMA impulsa la Estrategia del Sector Agroalimentario para 2030.

De igual forma, el Ministerio promueve una Estrategia de Modernización y Diversificación del Medio Rural para ofrecer incentivos a los jóvenes y evitar de esta forma el envejecimiento del medio rural.

Respecto a los retos de la pesca, García Tejerina ha comentado que ya se trabaja con los socios europeos para lograr que los intereses de España no sufran merma ante el Brexit. Otro de los desafíos será el mantenimiento y la sostenibilidad de nuestros caladeros, así como el desarrollo de una Estrategia de Crecimiento Azul, que apoye a largo plazo el crecimiento sostenible del conjunto de los sectores marino y marítimo.

Y en relación con el medio ambiente, García Tejerina ha asegurado que el Gobierno está impulsando la elaboración de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que “sólo podremos sacar adelante desde un amplio consenso social y político”. Esta norma favorecerá la competitividad, el empleo y la sostenibilidad de los sistemas naturales y del tejido económico de España.

Asimismo, la ministra ha destacado los esfuerzos de su Departamento para promover un Pacto Nacional por el Agua que sea una política de Estado, integradora, consensuada, solidaria y al margen de las rivalidades políticas.

Según ha explicado, este Pacto hace hincapié en el impulso de infraestructuras, los aspectos relacionados con el saneamiento y la depuración, la puesta en marcha de los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación y una serie de medidas en materia de gobernanza del agua que garanticen el cumplimiento de los compromisos con la Unión Europea.

Economía circular

Por otra parte, García Tejerina ha mostrado la intención del Gobierno de trabajar “por un futuro sostenible”, como un objetivo transversal que facilite la transición hacia una economía circular, basada en el uso sostenible de los recursos y la protección medioambiental. Se trata de maximizar la eficiencia de los recursos y, al mismo tiempo, reducir la generación de residuos y aprovechar al máximo aquellos que no se hayan podido evitar.

En opinión de la ministra, los beneficios de la economía circular no son exclusivamente medioambientales, sino que su desarrollo también genera importantes ventajas competitivas y favorece la creación de empleo.